Compartir

El llanto invade el rostro de María, una madre de familia, que nunca olvidará el día en que le notificaron que habían encontrado muerta a su hija, quien fue degollada por su conviviente.

Varias veces escuchó que el marido de la joven la golpeaba, sin embargo, solo se limitaba a aconsejarle que se cuide. “Pensé que ella debía tomar su propia decisión y nosotros no meternos en su matrimonio”, comentó.

A decir de la madre ahora solo queda el vacío, una niña huérfana y mucho dolor.

Este fue uno de los cuatro femicidios registrados en el 2017, cifra que evidencia la problemática que se vive en Tungurahua, más aún cuando en apenas 11 días de este año ya se registró un nuevo caso.

Este año

Una mujer luchadora, activista y defensora de los derechos de la mujer, madre, profesional con muchos sueños e ilusiones, así recuerdan los familiares y amigos  a Rocío Palacios, la última víctima de violencia de género en la provincia.

A esto se suman otras formas de violencia, como la que es víctima Dennisse Albán, señorita Patronato Provincial, luego de que violaron su intimidad compartiendo fotografías y videos íntimos.

Después de esto hecho, Dennisse grabó un video donde expone los sucedido y además invitó a un plantón contra la violencia de género que se desarrollará el próximo martes a las 09:00 en el parque Montalvo.

“Voy a tomar acciones legales, ya que se ha atentado en contra de mis derechos y voy a hacer uso de las leyes ecuatorianas para defenderlos. Es una violación de mi intimidad y de mi sexualidad; tengo derecho a que se respete mi privacidad”, dijo Albán.

Además mencionó que realmente fue un golpe muy duro y por momentos pensó que su vida “no tenía sentido”, pero logró reaccionar por el apoyo de su familia y amigos.

“Cuando reaccioné me di cuenta que yo podía ser la herramienta para ayudar a muchas mujeres víctimas del mismo tipo de violencia de género. Yo había escuchado de casos de niñas, jóvenes y mujeres adultas que vivían aterrorizadas y chantajeadas por hombres que tenían en su poder imágenes íntimas; nunca pensé que algo así me podría ocurrir a mi”, comentó Dennisse.

Imagen video joven convoca a plantón contra la violencia de género en Ambato
Preocupación

Activistas, autoridades, defensoras de los derechos y varios actores expresan su solidaridad ante estos hechos de violencia y a pesar de que se anuncian trabajos mancomunados no cuentan con una propuesta clara.

Amanda Valencia, activista de Cevallos, manifestó que la sociedad está naturalizando la violencia y esto es algo que preocupa, “pues ya no son los delincuentes, la gente que hace daño son nuestros propios esposos, amigos, compañeros”, dijo.

A decir de la activista a pesar de que se conocen las cifras de violencia y femicidio contra la mujer aún no se cuenta con políticas claras que apoyen a la reducción de las mismas.

Mercy Muñoz, del Comité Provincial de Mujeres, aseguró que en efecto se construyó de una ruta de acceso a la justicia ante la violencia intrafamiliar, sin embargo, es una herramienta que no se puede trabajar sin el debido interés y aporte de un presupuesto no se podrá lograr ningún resultado.

DATO
​El año pasado hubo cuatro casos de femicidios.
Cecilia Chacón, viceprefecta de Tungurahua, manifestó que la provincia no puede callar frente a los actos de violencia que se presentan y aseguró que no entiende porqué las mujeres son consideradas como cuerpos desechables.
La Viceprefecta aseguró que algo esta fallando, ya que  Rocío Palacios, víctima de femicidio, ya había comentado situaciones de violencia e incluso presentó una denuncia. “Nos cuestiona que no podamos responder como sociedad”.

Según las autoridades en rueda de prensa se buscará trabajar en un esfuerzo mancomunado a los cuales se suman Coordinación Zonal de Educación, Ministerio de Inclusión Económica y Social, Senplades, Consejos de Protección de derechos entre otros. (Diario La Hora)

La Fiscalía investiga la agresión contra la Señorita Patronato en Ambato 

La Fiscalía abrió un expediente por el delito contra el derecho a la intimidad personal y de la familia perpetrado en contra de Denisse Albán, señorita Patronato Provincial en Ambato. La fiscal de Tungurahua, Susana Llumiquinga, lo señaló este jueves 11 de enero del 2018.

El lunes 8 de enero, Albán presentó una denuncia en la Fiscalía luego que su expareja difundiera sus videos y fotos privadas en redes sociales. El caso está en manos de Celso Lascano, fiscal de Soluciones Rápidas #2.

La noche del martes 9 de enero, la Señorita Patronato Provincial denunció públicamente la agresión a través de un video en su cuenta de Facebook. “Ahora he sido víctima de mi intimidad…”, dijo Albán y continuó: “Entregué mi confianza y mi corazón a la persona equivocada y no quiero que a ninguna mujer le pase lo que me pasó a mí. Mujer no tengas miedo en denunciar cualquier tipo de agresión”.

En su mensaje, la joven convocó a un plantón contra la violencia de género para el próximo martes 16 de enero del 2018, a las 11:00, en el parque Montalvo, en el centro de Ambato.

El miércoles 10 de enero, Albán reapareció públicamente para cumplir sus actividades de carácter social. Asistió a la elección de la Reina de la Red de Plazas y Mercados de Ambato. El evento se cumplió a las 19:30 en el Teatro al Aire Libre Ernesto Albán, en el sur de la ciudad. Allí, ella recibió el aplauso y el respaldo de la gente, y evitó dar declaraciones a los medios de comunicación locales y nacionales.

La fiscal de Tungurahua, Susana Llumiquinga, dijo que lo sucedido con Albán es un delito contra el derecho a la intimidad personal y de la familia contemplado en el Art. 178 del Código Orgánico Integral Penal que indica que: “Quien sin autorización legal acceda, intercepte, examine, retenga, grabe, reproduzca mensajes de voz, audio, videos, soportes informáticos a través de los medios de la comunicación, será sancionado con una pena privativa de libertad de 1 a 3 años”.

La Fiscal señaló que si la dueña de la fotografía o video envió a otra persona y esta empieza a reproducirla e inclusive a chantajear, es decir, le solicita cierta cantidad de dinero para no difundirlo en las redes sociales, caería en otro delito que es la extorsión. “Las personas que se encuentren afectadas por este tipo de acciones pueden acercarse a la Fiscalía para denunciarlo. Es un delito que debe ser sancionado”, dijo Llumiquinga. (Diario El Comercio)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí