Compartir

El percance ocurrió en la Panamericana Norte, cerca a Lima. La cifra de víctimas mortales puede aumentar.

Redacciòn LIMA

AFP

Al menos 36 personas murieron ayer al caer un autobús de pasajeros a un abismo de unos 100 metros luego de ser chocado por detrás por un camión en una carretera de la costa central de Perú.

El accidente ocurrió casi al mediodía en ‘La curva del diablo’ de la carretera Pasamayo, que es un desvío de la ruta Panamericana, a unos 45 kilómetros al norte de Lima.

“Al menos 36 son los muertos y unos cinco heridos los hallados hasta el momento”, dijo a la prensa el coronel Dino Escudero, jefe de la División de Control de Carreteras de la Policía.

Más muertos que heridos
“Hay más victimas mortales que heridos”, afirmó Escudero. “La policía y los bomberos siguen trabajando para rescatar a las víctimas, pero creemos que el número de fallecidos puede aumentar”.

El autobús, que viajaba hacia Lima con 53 pasajeros desde la ciudad de Huacho, 130 km al norte de la capital, quedó volcado a metros del mar tras caer desde lo alto de la ruta.

Un helicóptero policial bajó a socorristas hasta el lugar donde quedó el bus, mientras otros descendieron caminando ayudados por cuerdas. Unos 30 vehículos de bomberos y policías llegaron a la zona del accidente.

Ruta peligrosa
La Marina de Guerra envió una lancha patrullera a colaborar con los socorristas en la zona del accidente, que ocurrió hacia las 11:43. Las tareas de recuperación de los cadáveres continuaban casi cinco horas después y los rescatistas intentaban terminar la labor antes de que suba la marea.

EL DATO
Más de 2.500 personas murieron en accidentes de tránsito en Perú en 2016, según cifras oficiales. Los datos de 2017 no han sido publicados todavía.
María Elena Aguilar, directora del hospital Alcides Carrión en El Callao, informó que ese establecimiento recibió a cinco heridos “politraumatizados”. Cuatro de ellos permanecían en estado grave, mientras uno se encuentra estable. Otro herido fue llevado al hospital de la localidad de Chancay.

La carretera de Pasamayo tiene unos 20 kilómetros de longitud, bordea el mar y es una ruta peligrosa porque es frecuente que haya niebla. A veces la visibilidad es mínima y la alta humedad vuelve resbaladizo al asfalto.

Es una ruta muy transitada que conecta la capital con el llamado Norte Chico y reservada para camiones y autobuses, pues los automóviles circulan por otra vía.

El coronel Escudero dijo que fue un “choque por alcance” el que causó que el autobús se saliera de la ruta y cayera al abismo.

Responsabilidad
°  Luis Martínez, representante de la empresa Transportes San Martín de Porres, propietaria del vehículo de pasajeros, dijo a la prensa que el chofer del bus tenía mucha experiencia, pero no pudo confirmar si este había resultado lesionado o muerto. También viajaba una asistente.

“La empresa al final va a tener que cumplir todo lo que le compete. No se está evadiendo ninguna responsabilidad. Habría de determinar el grado de responsabilidad de la empresa”, expresó Martínez.

Agregó que antes de salir, el autobús había tenido un control mecánico en Huacho. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí