Compartir

Ofuscado por las críticas y las dudas  publicadas en un polémico libro, el Presidente  asegura ser súper inteligente.

Redacción CAMP DAVID

AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, se consideró a sí mismo ayer como “un genio muy estable”, respondiendo a la polémica generada por un explosivo libro publicado la víspera que desató todo tipo de comentarios sobre su salud mental.

“A lo largo de mi vida mis dos grandes valores han sido la estabilidad mental y ser, algo así como realmente inteligente”, tuiteó en la mañana, claramente ofuscado por las críticas publicadas en el libro y también las que han surgido a raíz de su publicación.

“Pasé de ser un muy exitoso hombre de negocios, a una estrella de la televisión a Presidente de Estados Unidos (en mi primer intento). Creo que eso me calificaría no como inteligente, sino como genio… y un genio muy estable!”, escribió.

La Casa Blanca intentó impedir -sin éxito- la publicación del libro ‘Fire and Fury: Inside the Trump White House’ (Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump), del periodista Michael Wolff, disponible solo en inglés y que finalmente salió a la venta el viernes de forma adelantada por la gran expectativa que estaba generando. El libro, que siembra una serie de dudas sobre la estabilidad mental del mandatario, se agotó rápidamente en las librerías en Washington.

‘Es una desgracia’
En el libro, Wolff afirma que prácticamente todo el entorno de Trump duda de la capacidad del millonario de 71 años para gobernar. “Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él”, dijo Wolff en una entrevista a la red NBC.

En noviembre, la especialista en siquiatría Bandy Lee escribió en The New York Times que ella y otros “preocupados profesionales de la salud mental” habían detectado en Trump algo “más que su usual estado de inestabilidad” con “características que ponen al país y al mundo en un riesgo extremo de peligro”.

Verdadero riesgo
° Varios medios estadounidenses revelaron esta semana que una decena de legisladores, en su mayoría de la oposición demócrata, consultaron en diciembre a la profesora de psiquiatría de la universidad de Yale Bandy Lee para analizar la salud mental de Trump.

“Los congresistas dicen estar inquietos por el peligro que representa el presidente, el daño que representa su inestabilidad mental para el país”, explicó en la cadena CNN la profesora Lee. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí