Compartir

Comenzará el sábado en rechazo a ‘la negativa del Gobierno’ de seguir con las conversaciones en Quito.

Redacción INTERNACIONAL

En medio de la incertidumbre ocasionada por el congelamiento de los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), esa organización subversiva acaba da dar otro portazo a las tensas relaciones entre las partes.

Y lo hizo de la manera más insólita: mediante volantes y usando las redes sociales, ese grupo armado notificó que ordenó un paro armado que durará cuatro días (10 al 13 de febrero), argumentando que la decisión la toma, entre otras cosas, “(…) por la negativa del Gobierno para darle continuidad al Quinto Ciclo de conversaciones en Quito”.

Tres puntos claves
Así las cosas, el Comando Central del ELN aclara en tres puntos que la medida regirá “desde las 6:00 a.m. del próximo sábado 10 de febrero, hasta las 6:00 a.m. del 13 del mismo mes”.

De igual forma, aclaran que ante tal decisión, “todas las estructuras del ELN han sido orientadas para cumplir dicha orden”.

Y rematan explicando que en un tercer punto, que “las órdenes de operaciones se ejecutarán teniendo en cuenta los protocolos de seguridad y protección de la población”.

ATENTADOS. El ELN ha atacado este año varias veces el oleducto Transandino. (AFP)

Aplicaciones
Adicionalmente y en el mismo volante virtual que se comunica la decisión del Comando Central del ELN, aparece un pie de página con varias aclaraciones en torno a la aplicación del paro armado en el suroeste del país.

“Acatando la orden del mando superior del ELN, en el Chocó y el occidente colombiano, el paro armado será efectivo y la orientación a todas las unidades es que se cumpla tanto en las carreteras y ríos, como en el mar y las rutas aéreas”. Como si eso fuera poco, lanzan una advertencia a los transportadores y pasajeros, “para que se abstengan de viajar y evitarse inconvenientes”.

Crece la tensión
Este anuncio cayó como un baldado de agua fría que enrarece aún más la confianza entre las partes y que llegó a su pico más alto de tensión luego de los atentados contra la fuerza pública en Barranquilla y que dejó como saldo seis policías muertos y casi medio centenar de heridos.

Ese mismo fin de semana se repitieron ataques a estaciones policiales en otras regiones del país.

Esa escalada terrorista que se reactivó desde el pasado 10 de enero cuando finalizó el cese bilateral al fuego pactado con esa guerrilla, motivó que hace unos días el presidente Juan Manuel Santos levantara de la mesa al equipo negociador y congelara los diálogos.

El anuncio del paro armado sucede precisamente cuando se crearon nuevas expectativas de un posible nuevo acercamiento, tras conocerse de manera extraoficial que un grupo de garantes intenta tender nuevos puentes de confianza entre las partes.

El ELN tiene influencia en 11 de los 32 departamentos (provincias) de Colombia, y es principalmente fuerte en la frontera con Venezuela y en una empobrecida región selvática del noroeste del país, según la Fundación Paz y Reconciliación, experta en el conflicto.

También tiene presencia en Nariño, en la zona de frontera con Ecuador.

Ciclo empantanado
El presidente Juan Manuel Santos, que en 2016 selló un histórico acuerdo que condujo al desarme y transformación en partido de la poderosa guerrilla comunista de las FARC, pretende un pacto similar con el ELN para extinguir de esta forma el último enfrentamiento interno del continente. (Diario La Hora)

“Presión” a la paz 
° El defensor del Pueblo, Carlos Negret, rechazó que los insurgentes utilicen el paro armado como un método de “presión para que se vuelva a instalar la mesa en Quito”. “Se equivoca el ELN al hacer este anuncio porque con más miedo no va a lograr la paz en Colombia”, afirmó en un audio enviado a periodistas.

En 2016, antes de sentarse a hablar con el Gobierno, la agrupación insurgente realizó una acción similar que afectó el transporte y obligó a la suspensión de las clases en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí