Compartir

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que los trabajadores de la planta de la multinacional Alimentos Kellogg en Aragua tomarán el control de la misma tras el cierre “ilegal e inconstitucional” anunciado por la empresa, según recoge la agencia de noticias venezolana AVN.

CARACAS, 15 (EUROPA PRESS)

La multinacional estadounidense anunció este martes el cese de sus operaciones en Venezuela por el deterioro de la situación económica y social en el país. La salida de la compañía fabricante de alimentos cogió por sorpresa a los trabajadores, que no han podido acceder a sus puestos de trabajo.

La empresa, una de las pocas que seguía produciendo cajas de cereales en el país, dijo que la decisión es definitiva. Ningún directivo de Kellogg había acudido a la planta hasta el mediodía del martes y según algunos empleados que aguardaban en la zona industrial de San Jacinto de Maracay, unos 380 trabajadores han recibido ya en sus cuentas bancarias el pago de la liquidación.

Un grupo de efectivos militares llegó al lugar para custodiar la planta. “Ahora llegaron a la planta los (funcionarios de) entes competentes y vamos a seguir aquí”, ha explicado en declaraciones bajo condición de anonimato uno de los trabajadores de maquinaria de la planta, con 26 años de antigüedad.

Compañías como Clorox, Kimberly Clark y General Motors abandonaron el país en los últimos años de manera similar tras cinco años de recesión e hiperinflación. “El deterioro de la situación económica y social en el país ha obligado a que la compañía detenga sus operaciones y salga”, ha señalado la empresa estadounidense en un comunicado que no especifica el número de trabajadores afectados.

“La distribución de los productos de Kellogg en Venezuela ha sido suspendida (…) a partir de ahora ningún producto Kellogg podrá ser comercializado en el país sin autorización expresa”, ha añadido la compañía. (MSN)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí