Compartir

El Consejo de Seguridad de la ONU debate sobre el régimen de Ortega y advierte sobre el futuro del país.

Redacción NUEVA YORK

AFP – EFE

Dividido, el Consejo de Seguridad de la ONU abordó ayer por primera vez la crisis en Nicaragua, con EE.UU. y sus aliados denunciando las acciones del Gobierno de Daniel Ortega y con países como Rusia acusando a Washington de injerencias.

“El Consejo de Seguridad no puede ser un observador pasivo mientras Nicaragua sigue descendiendo hacia un Estado fallido, corrupto y dictatorial, porque sabemos a donde lleva ese camino”, defendió en la sesión Nikki Haley, la embajadora estadounidense.  Nicaragua avanza por la senda de Siria y Venezuela, ambos signados por el “éxodo” masivo de sus ciudadanos, dijo la diplomática.

Según Haley, esa senda es la que han seguido países como Siria y Venezuela y ha desembocado en graves consecuencias para sus respectivas regiones, con millones de desplazados.

INFORMACIÓN. Han sido varios los momentos de tensión vividos por los pe-riodistas nicaragüenses. (Foto SIP)

Ortega y Maduro, iguales
EE.UU., que impulsó la cita aprovechando que este mes preside el Consejo de Seguridad, insistió en comparar la situación en Nicaragua con la de Venezuela, un caso que sin mucho éxito ya trató de introducir el pasado año en la agenda del máximo órgano de decisión de la ONU.

“Daniel Ortega y Nicolás Maduro están cortados con la misma tela corrupta, los dos son estudiantes de la misma ideología fallida y los dos son dictadores que viven atemorizados de su propio pueblo”, recalcó Haley.

Contra represión
La representante estadounidense ante Naciones Unidas fue la más crítica con el Gobierno de Ortega, pero otros países denunciaron también la represión por parte de las autoridades y expresaron su preocupación por el alto número de víctimas registrado desde el inicio de las protestas el pasado abril.

Esa fue la postura, por ejemplo, de Francia, Holanda y otros miembros de la Unión Europea (UE), así como de Perú, uno de los dos países latinoamericanos del Consejo de Seguridad.

Ejecuciones y desapariciones
°  El embajador peruano, Gustavo Meza-Cuadra, condenó entre otras cosas “los actos de represión y violaciones de Derechos Humanos cometidos por la policía y los grupos paramilitares”.

Esas acciones, recordó, “incluyen ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas de personas, casos de tortura y de violencia sexual en los centros de detención, así como ataques en contra del clero”.

Nicaragua está sacudida desde abril por protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que dejan al menos 320 muertos y unos 2.000 heridos. Miles de nicaragüenses han huido a países vecinos, en especial a Costa Rica, donde unos 23.000 ya han pedido asilo.

Galardón de la SIP al periodismo independiente
° La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) otorgó ayer al periodismo independiente de Nicaragua, el Gran Premio Libertad de Prensa 2018, por el trabajo periodístico realizado durante los más de cuatro meses de protestas contra el Gobierno del presidente designado, Daniel Ortega, iniciadas el pasado 18 de abril.

“Desde abril de este año la prensa nicaragüense ha afrontado con valentía las presiones, la intimidación y el acoso, sin desmayar en su denuncia rigurosa de la violación de los derechos humanos y la violencia indiscriminada del régimen de Daniel Ortega”, expresó Marcel Granier, presidente de la Comisión de Premios de la SIP.

El Gran Premio Libertad de Prensa es el máximo galardón que concede este organismo y fue otorgado al periodismo independiente de Nicaragua por “su profesionalismo y valentía frente a la violencia indiscriminada del régimen de Daniel Ortega”. El orteguismo también ha intentado en varias ocasiones apropiarse del Canal 10 de televisión. Otros periodistas de medios de comunicación independientes han sido agredidos y en reiteradas ocasiones sus equipos han sido robados, dejando millonarias pérdidas. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí