Compartir

Líderes guerrilleros  aseguran que fueron engañados al dejar primero las armas.

Redacción BOGOTÁ, AGENCIAS

Los exlíderes de las FARC Luciano Marín, conocido como “Iván Márquez”, y Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, quienes abandonaron la zona de reincorporación en la que permanecen los excombatientes y cuyo paradero se desconoce, aseguraron en una carta divulgada ayer que el acuerdo de paz en Colombia fue “traicionado”.

Márquez, que no juró como senador y cuyo paradero es un misterio desde hace varios meses, dirigió la carta a la Comisión de Paz del Senado para hacer observaciones sobre lo que ha ocurrido desde noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo.

“Sucedió después de la entrega de las armas. Eso es perfidia, trampa y ‘conejo’ (engaño). Mal hecho. No se puede traicionar la paz de esa manera. Los acuerdos, que fueron firmados solemnemente, son para cumplirlos”, agregó.

La misiva también fue firmada por “El Paisa”, un temido exjefe guerrillero de cuyo paradero tampoco hay pistas.

“Depredadores sin alma”
Según el jefe del equipo negociador de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), el acuerdo de paz “fue destrozado por depredadores sin alma” que han incurrido en “insensatez”. El otrora jefe guerrillero advirtió que los principales problemas que afrontan los excombatientes desde su desmovilización son la inseguridad jurídica, las modificaciones del acuerdo de paz y diversos incumplimientos de lo pactado con el anterior Gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018).

Como ejemplo del primer punto, Márquez citó el caso de Seuxis Hernández, más conocido con el alias de “Jesús Santrich” y uno de los principales negociadores de las FARC, quien fue detenido en abril pasado por un pedido de extradición de Estados Unidos, pues una corte de ese país lo acusa de narcotráfico.

“Montaje judicial”
Para Márquez, el caso de “Santrich” es “un montaje judicial urdido por el fiscal general (Néstor Humberto Martínez), el embajador de los EE. UU. (en Colombia, Kevin Whitaker) y la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos)”. “Esta decisión delirante, concebida para sabotear la paz, terminó ahuyentando la poca confianza que aún quedaba en los excombatientes”, escribió Márquez en la carta.

Del mismo modo, tanto Márquez como “El Paisa” critican al expresidente Juan Manuel Santos por no haber salvado la paz. “Lo esencial del acuerdo de paz de La Habana ha sido traicionado. No se aplicó plenamente la amnistía, todavía quedan guerrilleros presos. Cinco años después de lograr el primer acuerdo parcial no hay titulaciones de tierras, ni fondo de tres millones de hectáreas para los que no la tienen”, manifestaron.

Hubo ingenuidad
También, señalaron que el acuerdo tuvo una falla estructural que consiste en “haber firmado, primero, la dejación de las armas, sin haber acordado antes los términos de la reincorporación económica y social de los guerrilleros”.

Esa, precisaron, “es la causa de los problemas que hoy afronta el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación por incumplimientos del Estado. Ingenuamente creímos en la palabra y la buena fe del Gobierno”.

Desaparecidos y sin dar explicaciones
° ‘Iván Marquez’, quien fue el segundo de la exguerrilla, renunció en julio a su escaño como senador, que le reservaba el acuerdo, alegando “desfiguración” de lo convenido y se trasladó a una zona selvática del sur del país. Desde entonces su locación es incierta.

El presidente Iván Duque, que asumió el poder hace dos meses, ha pedido explicaciones al partido FARC liderado por Rodrigo Londoño (“Timochenko”) por la ausencia de varios de sus dirigentes.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que juzga los crímenes cometidos durante la conflagración, pidió el 13 de septiembre a los líderes exguerrilleros reiterar su compromiso con el pacto tras la desaparición de varios de ellos.

El partido de las FARC, dijo ayer que ‘Márquez’ y ‘El Paisa’ siguen firmes en el acuerdo. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí