Compartir
Bogotá –

Ocho policías colombianos murieron ayer al estallar un explosivo cuando custodiaban a un equipo dedicado a la restitución de tierras en una zona del noroeste del país.

Así lo informó el director de esa fuerza, general Jorge Nieto, quien en un mensaje en Twitter condenó el “acto de barbarie en Urabá en el que perdieron la vida nuestros policías”.

A su vez, en un comunicado la Policía explicó que a las 08:20 se registró un ataque contra las unidades policiales que realizaban labores de acompañamiento a una unidad nacional de restitución de tierras e interiorismo, con saldo parcial de ocho policías muertos y un vehículo de la institución afectado por la detonación de un artefacto explosivo.

No se dieron más detalles sobre el tipo de explosivo utilizado en el atentado.

En la caravana también se desplazaban dos vehículos en los que se encontraban varios miembros de la oficina de restitución de tierras.

Más tarde, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, condenó el ataque por su cuenta de Twitter. “Rechazo total al cobarde ataque contra héroes de nuestra @PoliciaColombia en Urabá. Toda mi solidaridad con familiares de las víctimas. Vamos con absoluta contundencia tras los responsable de estos actos”.

Momentos después, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, se solidarizó en rueda de prensa con el mensaje de Santos y anunció que en el atentado murieron tres miembros del Clan del Golfo.

No dio a conocer si en el momento de la explosión o en enfrentamientos con los policías.

Adicionalmente, la Policía informó que se designó a una comisión para ubicar y capturar a los responsables. (Diario El Universo)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí