Compartir

El indulto a Fujimori hizo que se soli-cite la salida de la cárcel del temido jefe insurgente que aterrorizó al país.

Redacción INTERNACIONAL-AGENCIAS

El abogado del líder de la guerrilla peruana Sendero Luminoso, Alfredo Crespo,  pidió la liberación de su cliente, Abimael Guzmán, quien cumple cadena perpetua por terrorismo, tras el indulto concedido al expresidente Alberto Fujimori.

“Pido a título personal y como abogado la libertad de mi defendido, el doctor Abimael Guzmán, preso hace 25 años”, dijo el jurista.

“Le dan libertad al señor Fujimori, que está condenado por hechos relacionados con la guerra interna que vivió el Perú, y (a) mi patrocinado, que también ha sido condenado por hechos de la guerra interna, y se encuentra enfermo, no le pueden dar libertad”, señaló.

Lo de Fujmori
El presidente Pedro Pablo Kuczynski indultó en la víspera de Navidad a Fujimori (1990-2000), de 79 años, sentenciado en 2007 a 25 años de cárcel por las matanzas perpetradas durante la lucha contra las guerrillas de Sendero Luminoso y MRTA en 1991 y 1992.

“A mi patrocinado, que obviamente ha sido condenado por hechos de la guerra interna, con 83 años, y está enfermo, afectado de presión alta, del corazón, depresión, psoriasis, todos los días el doctor lo tiene que ver”, explicó Crespo. Perú necesita una absolución integral para todos los protagonistas de la guerra interna (1980-2000), agregó, afirmando que se necesita “una reconciliación nacional”.

‘Amnistía para todos’
“No puede ser que se dé libertad a una persona. Si vamos a hablar de una absolución integral, se debe dar una amnistía general para civiles, militares y policías que fueron parte de la guerra interna que vivió el país” entre 1980 y 2000, señaló el abogado.

Guzmán cumple desde septiembre de 1992 una condena a prisión perpetua por “delitos de terrorismo y crímenes contra los Derechos Humanos”, que cometió durante los más de 20 años que dirigió el alzamiento en armas en contra del gobierno peruano. Como líder de Sendero Luminoso desde finales de 1970, llegó a ser conocido como ‘Presidente Gonzalo’.

Además, un tribunal procesa al líder de Sendero Luminoso por un atentado con coche bomba en Lima en julio de 1992, que dejó 25 muertos. En ese proceso también son juzgados otros miembros de la cúpula senderista, entre ellos la esposa de Guzmán, Elena Iparraguirre. El fiscal ha solicitado cadena perpetua para todos.

El Gobierno de Fujimori derrotó militarmente a Sendero, aunque todavía quedan algunos remanentes en regiones selváticas que atacan ocasionalmente y que están aliados con narcotraficantes, según el Gobierno.

CAPTURA. El líder guerrillero fue capturado en 1992. Entonces tenía 58 años. (Archivo)

La historia
Abimael Guzmán Reynoso vive en prisión desde el 12 de septiembre de 1992, cuando fue detenido por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN). Ese día se considera el más importante en la historia de la lucha antisubversiva en el Perú, el inicio del fin del movimiento terrorista Sendero Luminoso. Su captura también representó el fin  del mito del ‘Presidente Gonzalo’, a quien sus seguidores consideraban casi un mesías, una persona casi omnipresente.

70 
MIL 
muertos dejó la guerra interna en Perú.
La leyenda de Guzmán Reynoso se empezó a forjar en la universidad de San Cristóbal de Huamanga (Ayacucho), donde era un carismático catedrático de filosofía. Eran los inicios de la década de 1960 y su discurso atraía la atención de colegas y estudiantes.

En esa época, en medio de disputas ideológicas en el interior del Partido Comunista Peruano (PCP), se impuso como el líder de una facción que empezó a enarbolar una frase de José Carlos Mariátegui: “El marxismo-leninismo es el sendero luminoso del futuro”.

‘La cuarta espada’
En los años siguientes adoptó el sobrenombre de ‘Camarada Gonzalo’ y definió su ideología a partir de las ideas de Mao Tse Tung, el líder que tomó el poder en China al mando de una revolución campesina. El catedrático quería replicar la estrategia en el Perú, acorralando a las grandes ciudades desde el campo. Con los años Guzmán llamó a sus planteamientos el ‘pensamiento Gonzalo’ y sus seguidores decían de él que era la ‘cuarta espada del comunismo’ después de Karl Marx, Lenin y Mao.

PROCESO. El jefe senderista en la actualidad (derecha) y su abogado Alfredo Crespo.

El inicio del terror
El ‘Presidente Gonzalo’ dirigió durante 12 años  los atentados y asesinatos más violentos de la historia republicana del Perú.

Abimael Guzmán entró en la clandestinidad en 1976 y en los siguientes años el Partido Comunista Sendero Luminoso (PC-SL) se preparó para la lucha armada. El 17 de mayo de 1980, un día antes de las elecciones generales que ganaría Fernando Belaúnde, iniciaron su guerra contra el Estado peruano quemando papeletas electorales en el poblado ayacuchano de Chuschi. Ese fue el primero de una serie de actos subversivos que terminarían con la vida de unos 70.000 peruanos, según el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación

No solo murieron policías y miembros del Ejército, sino también civiles de todas las clases sociales, desde autoridades electas hasta comuneros de varias poblaciones. Guzmán se ensañó principalmente con los sectores más populares que se resistían a su ideología. Así, se le atribuyen  las masacres de Lucanamarca (Ayacucho), Mapotoa y Yaynapango (Comunidades Ashaninkas de la selva central), y el asesinato de líderes como María Elena Moyano.

Sentencia y encarcelamiento. 
Tras la llamada ‘captura del siglo’, Abimael Guzmán fue juzgado por una corte militar de jueces sin rostro, bajo un régimen antisubversivo instaurado por el Gobierno de Alberto Fujimori. En 1992 fue sentenciado a cadena perpetua por el delito de traición a la patria y encarcelado en la Base Naval del Callao, donde permanece hasta ahora junto a otros líderes senderistas.

No obstante, en 2003 el Tribunal Constitucional anuló las sentencias contra Guzmán y otros 1.800 acusados de terrorismo, tras declarar los juicios militares anticonstitucionales. En 2004 se inició un nuevo proceso y dos años después una corte civil dictó nuevamente cadena perpetua contra el cabecilla senderista.

Guzmán fue hallado responsable del delito de terrorismo agravado y homicidio calificado, por planificar el lugar, modo y objetivo de cinco atentados de Sendero Luminoso.

Piden 25 años de prisión para brazo politico de SL 
° Un fiscal peruano pidió que se condene a 25 años de cárcel a los líderes del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), un organismo que las autoridades consideran el brazo político del grupo terrorista Sendero Luminoso, informaron ayer los medios.

La petición fue presentada el viernes por el fiscal Luis Landa, titular de la Tercera Fiscalía Superior Nacional, durante la acusación contra 43 procesados por la presunta comisión del delito de terrorismo, entre los que se incluye a la cúpula de Sendero Luminoso y a dirigentes del Movadef.  (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí