Compartir

Redacción CARACAS,
EFE 

Venezuela sigue rompiendo récords negativos y cerrará 2017 con una inflación acumulada superior al 2.735%, según cálculos publicados ayer por la firma de consultoría financiera Ecoanalítica, que registró en diciembre una inflación mensual del 81%.

Según recuerda su director, el economista Asdrúbal Oliveros, la inflación acumulada de 2016 fue de un 525%. El Gobierno y el Banco Central venezolanos no publican datos sobre la inflación u otros indicadores económicos desde 2015, por lo que son consultoras privadas como Ecoanalítica o Econométrica las que mesuran estos fenómenos, de los que también ofrece cálculos el Parlamento, único poder del Estado en manos de la oposición.

Según datos de estas fuentes, Venezuela entró técnicamente en hiperinflación hace semanas, al superar el umbral del 50% de inflación mensual. En un informe presentado ante la Comisión de Valores de EE.UU., requerido para poder comercializar bonos en ese país y publicado en diciembre por esta institución estadounidense, el Gobierno chavista cifra la caída del PIB en 2016 en un 16,5%, y admite una inflación acumulada del 274,4% para ese año.

Según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Venezuela es el único país del mundo que cerrará 2017 con una inflación anual de cuatro cifras.

Contexto en el país

La inflación mide la subida de los precios y es un fenómeno marcado por la devaluación de la moneda y la pérdida de poder de compra de los ciudadanos. Las causas canónicas de la hiperinflación son la inyección descontrolada de dinero base en el sistema y la caída de la producción de bienes, que llevan a un desequilibrio entre la abundancia de dinero y la escasez de oferta de productos.

Desde su llegada al poder en 1999, los gobiernos chavistas han subido el salario mínimo más de 40 veces, mientras miles de empresas eran nacionalizadas o cerraban sus puertas.
Solo en la semana que va del 15 al 22 de diciembre, el Banco Central aumentó la base monetaria en un 24,15%. El Gobierno venezolano habla de una “inflación inducida” por Estados Unidos, el sistema financiero internacional, la oposición y algunos empresarios y comerciantes locales a quienes acusa de “especulación”.
En esta línea se ha pronunciado el economista español Alfredo Serrano, director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, que denuncia un “crimen económico” por parte del “sistema financiero internacional” y de Estados Unidos que habrían contribuido a la grave crisis que atraviesa Venezuela.
Cifras
525%
 fue la inflación de ese país en 2016.
81% fue  la cifra registrada en diciembre.
40 veces ha subido el salario mínimo desde 1999.

El académico andaluz menciona también las sanciones financieras contra el Gobierno venezolano de la Administración de Donald Trump, que prohibió en agosto a sus ciudadanos y empresas negociar con deuda nueva emitida por Venezuela, una medida para castigar la deriva totalitaria de Caracas. (Diario La Hora)

HISTORIA. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una de sus últimas alocuciones del año.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí