Compartir

Leer las 186 páginas de la auditoría que Contraloría hizo a la administración de Gamavisión desde el 1 de enero del 2010 hasta el 30 de abril del 2016 es como mirar a través de un agujero hecho en la pared de un cuarto donde una camarilla de rateros está repartiéndose, sin rubor ni discresión, el botín del que se apoderaron durante alguna de sus fechorías. 

En Gamavisión, como dice la publicidad de alguna tarjeta de crédito, no hubo “límites para tus sueños”: alzas salariales sin estudios ni consultas, nombramientos que no se registraban en la nómina, pagos de consultorías a empresas de amigos que no entregan ningún trabajo, pagos de vivienda y universidad para los hijos de gerentes sin respaldo ni facturas, vehículos para presentadores sin registro de papeles, comisiones exorbitantes sin ninguna norma… Todo esto, y muchas otras cosas más por el estilo, eran parte de un menú de actos administrativos que los gerentes de Gamavisión hicieron en ese medio de comunicación. Los administradores y responsables, se ve en los documentos de la Contraloría, actuaron con ese canal como si hubiera sido un manantial de recursos infinitos cuya explotación no era controlado ni fiscalizada por nadie.

El informe comprende las gestiones gererenciales de Enrique Arosemena (2009-2011), Fernando Proaño (2012-2015), Claudio Moya (2015) y Ulises Alarcón (2015-2016). También se refiere a la intervención de la Unidad de Gestión de Medios, Ugemed, cuya cabeza era Fernando Alvarado quien también fue secretario de Comunicación y Ministro de Turismo. La Ugemed fue creada en junio del 2015 por orden de Correa para encargarse de las siguientes empresas de comunicación en manos del Estado: Cadena Ecuatoriana de Televisión C. A. “Canal 10” (C.E.T.V.); Compañía Televisión del Pacífico Teledos S. A. , Comapñía Editorial Ominasa del Ecuador S. A., Radiodifusora del Pacífico S. A. Rapasa, Radio Bolívar S. A., Organización Radial C. A., Cablevisión S. A., Américavisión S. A., Radio La Prensa T.V. S. A., Editores e Impresores Edimpres S. A. y Movidad C.A.

Era tan discrecional la forma en que se manejaba el dinero del canal, que el equipo de auditoría, solo por citar por ejemplo, identificó un pago de 125 mil dólares a una empresa por una consultoria cuyos resultados no estaban archivados en el canal. Cuando el personal de Contraloría le pidió al gerente que presente el resultado de esa auditoría, éste respondió con un lacónico y sorprendente mensaje que decía: “… Se solicitó vía email una copia de los Informes a la empresa Alegría Activity Ecuador sin ningún resultado en la respuesta por la empresa.’’.

Contraloría determina en su informe que durante todo el período en que se hizo el control, Gamavisión no tuvo ni una estructura organizacional establecida ni un manual de funciones para el personal. Los gerentes creaban los cargos que les daba la gana y asignaban los sueldos que se les ocurría. ¿Control? Ninguno. 

Los auditores agregan que las gerencias del canal nunca establecieron procedimientos o lineamientos generales para la ejecución de sus actividades productivas, administrativas y contables: “No había controles ni codificación de activos fijos. Los archivos financieros y jurídicos no cuenta con documentos de respaldo. Los gerentes no establecieron una estructura orgánica, manual de funciones por lo que inobservaron su deber”. 

Según Contraloría, Gamavisión tuvo utilidades los años 2010, 2011 y 2013 y pérdidas los años 2012, 2014 y 2015. Sin embargo, la pérdida acumulada al 30 de abril de 2016 fue de 7′ 911 486 dólares lo que colocaba a la empresa entre  las causales de disolución establecidas en un artículo de la Ley de Compañías que dice que Estas se disuelven “por pérdidas del 50% o más del capital social o, cuando se trate de compañías de responsabilidad limitada, anónimas, en comandita por acciones y de economía mixta, por pérdida total de las reservas y de la mitad o más del capital”. En ese entonces el 50%  del capital era de 3′ 455 747.

Cuando hubo utilidades, dicen los auditores, el director Financiero no realizó el cálculo de la reserva legal correspondiente por cada año. Cuando se le preguntó que por qué no lo había hecho, respondió que esa fue una decisión de la Gerencia General y la Dirección administrativa. Por carecer de esas reservas, cuando había pérdidas la situación del canal era tan catastrófica.

Contraloría también detectó que Gamavisión no pagaba impuestos al SRI. La deuda con ese organismo, hasta el 30 de abrl del 2016, era de 4′ 307 367 y los intereses por esa deuda de 1′ 346 205 dólares. En total Gamavisión debía  5′ 653 573 dólares hasta abril de 2016. Lo curioso de la auditoría, sin embargo, es que no hay evidencia alguna de que el SRI  haya exigido el pago o notificado respecto de la deuda que mantiene con Gamavisión. Uno de los gerentes, consultado por el equipo de Contraloría,  dijo que no podía pagar a sus acreedores ni al SRI debido a la falta de liquidez producida por el retraso en los pagos de la publicidad contratada por el Estado.

El trabajo de los auditores de la Contraloría establece faltantes e irrgularidades en varias campos de la administración del canal. 4Pelagatos hace un resumen de algunos.

Contratos de trabajo

Las gerencias de Gamavisión han pagado a los ejecutivos de la empresa remuneraciones mensuales comprendidas entre los 6 000 y 12 000 dólares mensuales, así como bonos y comisiones por ventas entre 7 000  y 25 000 dólares mensuales. Estos sueldos fueron fijados sin ningún criterio técnico ni su aprobación estuvo sujeta a una norma o manual de procedimientos laborales. No hay documentos, dice el informe, en los que los gerentes generales justifiquen el aumento de sueldos que en muchos casos subieron de 3 000 mensuales hasta 9 000 dólares mensuales. El Jefe de Recursos Humanos, que actuó en el período comprendido entre el 27 de abril de 2009 y el 25 de octubre de 2012, y el Director de Recursos Humanos que actuó del 16 de julio de 2013 al 16 de abril de 2014, aprobaron las nóminas con los nuevos sueldos sin tener documentos que respalden el incremento, consta en el documento de Contraloría.

Los gerentes generales del 14 de julio de 2011 al 18 de septiembre de 2012; y, del 19 de septiembre de 2012 al 12 de septiembre de 2014, respectivamente, no justificaron el incremento de sueldo de varios directores por un total de 391 818 dólares. Lo mismo ocurrió con los bonos que fueron otorgados sin apegarse a un determinado reglamento y sin documento que registre su recepción. Por eso hay casos como los del Director Comercial del 16 de octubre de 2012 al 31 de agosto de 2015: recibió un sueldo mensual de 4 500 dólares pero cobraba en comisiones un promedio de 15 369 dólares sin que haya habido un solo registro de cuánto vendió. Estos excesos en pagos alcanzan, según Contraloría, 664 742 dólares.

Representantes legales incluidos en la nómina

Los Representantes Legales de Gamavisión, es decir sus gerentes generales que actuaron en el periodo comprendido entre el 19 de septiembre de 2012 y el 12 de septiembre de 2014; y, 27 de julio de 2015 al 30 de abril de 2016, constaban dentro de la nómina de la Compañía, sin considerar que son representantes legales y sus relaciones están regidas por las normas del derecho civil. Por lo tanto son mandatarios y no empleados, como lo establece el artículo 308 del Código de Trabajo. Estos gerentes recibieron, así, beneficios de ley que solo tienen derecho los empleados, como fondo de reserva, vacaciones, décimo tercera y décimo cuarta remuneración y utilidades. Esto originó riesgos tributarios y laborales. Los gerentes no emitieron factura por el cobro de esos rubros sobre los cuales se debieron realizar retenciones, dicen los auditores. Hubo, además, un gerente que recibió por unos supuestos servicios profesionales cuatro pagos por un total de 59 815 dólares. Asimismo se detectaron pagos duplicados, como por ejemplo el de un gerente que recibió dos veces 7 200 dólares por sueldo de un solo mes. 

Pago de arriendos de casas y departamento

A los directores de Imagen, Comerciales, Técnico y de Noticias se les pagaba el arriendo de sus casas o departamento, sin que esto haya constado en sus contratos ni los pagos hayan sido hechos con documentación alguna de resplado. Por ejemplo, al director comercial le pagaban un departamento en el exclusivo edificio Fez Loft en Cumbayá con tres estacionamientos por 2 650 dólares mensuales y, al mismo tiempo, una casa en el barrio Yanazarapata, también en Cumbayá, por $2 650 mensuales. Contraloría no encontró justificación para que se haya pagado el alquiler de dos sitios para una sola persona. En total, dice el informe, se pagó 198 586 dólares en arriendos sin justificativos ni respaldos de casas para los directores. El Director Administrativo Financiera pagó arrendamiento fuera de plazo de vigencia de su contrato de trabajo y alguna vez le pagaron 2 veces el arriendo por agosto del 2014. Es más, los arrendadores devolvieron garantías por 16 774 pero no hay registro contable del ingreso de ese dinero.

Gastos pagados al Ugemed

Gamavisión también sufragó los gastos de su accionista principal que es la Unidad de Gestión de Medios, UGEMED, que fue gestionada por Fernando Alvarado. Eso incluía sueldos, servicios básicos, movilización, compra de equipos de oficina y suministros, honorarios y arrendamientos para esa dependencia. Para Contraloría hacer esos pagos era ilegal.  Desde el 2012 hasta el 2015 esos pagos representaron un total de 940 933 dólares y, según Contraloría, es una deuda que la UGEMED tiene con Gamavisión. Como una curiosidad, Contraloría registra que la tal UGEMED tenía hasta tres choferes. Según Contraloría estos pagos afectaron la “liquidez de la Compañía al tener que cubrir costos que no son propios de su actividad operacional y además los Directores Administrativos Financieros utilizaron los gastos como deducciones para la declaración y pago anual del impuesto a la renta, sin que éstos generen ningún tipo de ingreso gravado para GAMA TV.”

Cuentas por cobrar

El equipo de Contraloría encontró que Gamavisión mantiene cuentas por cobrar a clientes y varios deudores por 23′ 865 654. Pero resulta que 15′ 134 021 correspondían a canjes, cruces y ajustes de cuentas no realizados. Esa cifra no era “razonable” dice el informe y al menos 1′ 155 000 dólares eran por publicidad de instituciones del Estado. Además, Contraloría no encontró una sola evidencia de gestiones o acciones tomadas por los ejecutivos de Gamavisión para recuperar la cartera y la depuración de los saldos. Es decir, no tenían interés por cobrar las deudas de la empresa en la que trabajaban.

Pagos de comisiones sin una política definida

En Gamavisión hubo un alegre pago de comisiones, por ejemplo a los directores comerciales. Gamavisión pagó 1′ 111 965 de dólares por concepto de comisiones por venta, sin tener políticas ni documentos que justifiquen cómo se calcularon. En algunos casos el Jefe Financiero, Contralor y Director Administrativo Financiero no siguieron una política institucional para hacer estos pagos como está establecido en la ley y el Jefe de Recursos Humanos pagó un valor superior a lo autorizado por la Dirección Administrativa Financiera. Esto, dicen los auditores, se debió a la falta de control y a la informalidad en el cálculo de las comisiones.

Casi 5 millones en comisiones a agencias de publicidad

Gamavisión hizo enormes pagos de comisiones a agencias de publicidad sin que los auditores hayan podido establecer los parámetros ni los motivos de esos pagos. No fue poca plata. “No se identificaron los cálculos y tampoco las tablas de incentivos utilizadas para dicho efecto; estableciéndose una diferencia de 4′ 999 902 de dólares sin considerar que para dicho efecto se hayan aplicado a base de la facturación, los porcentajes establecidos en las tablas de incentivos suscritas por los Gerentes Generales”.  ¿Quién sabe cómo y a quién se entregó todo ese dinero? Aparentemente, solo los responsables del manejo del canal.

Contratos de servicios de asesoría y consultoría

Uno de los capítulos más impactantes de la auditoría es el que tiene que ver con el pago a diversas empresas consultoras. No tanto por el monto del dinero que por el hecho de que los auditores no encontraron ni registro de los productos hechos por esas empresas ni los justificativos para su contratación. Por ejemplo a la empresa “Che Vera” se le entregó 24 500 dólares sin que se estipule en el contrato los productos que debía entregar ni su necesidad de la contratación. Otro caso llamativo es el del contrato con la empresa Alegría Activity Ecuador para “desarrollar el plan estratégico y formatos de información para el cambio” del canal. Se le entregó 125 000 dólares y no entregó ninguna evidencia de que el trabajo había sido hecho, dicen los auditores. El equipo de auditoría, solicitó al Gerente General que presente los productos entregados por la Consultora, quien, con comunicación del 31 de octubre de 2016, respondió: “… Se solicitó vía email una copia de los Informes a la empresa Alegría Activity Ecuador  sin ningún resultado en la respuesta por la empresa…’’. En total estos pagos sin justificativos ni papeles de resplado alcanzaron los 278 295 dólares.

Cuatro asesores

Contraloría encontró que Gamavisión pagó a cuatro asesores sin que haya ningún respaldo legal ni contable para hacer. Uno de ellos era un mexicano que ganó 272 588 dólares y que es director de una empresa que también tuvo un contrato por 6 mil mensuales con el canal. Otro de estos asesores era un español que cobró 58 929 dólares desde enero a mayo del 2014 sin haber firmado un contrato de servicios profesionales. Otro de los asesores recibó 37 500 dólares por un contrato que se negó a entregar a los auditores de la Contraloría. En total, estos pagos sumaron 412 922 dólares.

Pagos al Secretario Técnico del Fideicomiso

El Gerente General entre el 19 de septiembre de 2012 al 12 de septiembre de 2014, y el Apoderado General de Gamavisión suscribieron cuatro contratos civiles de prestación de servicios profesionales por honorarios con el Secretario Técnico del Fideicomiso AGD-CFN No más Impunidad – Medios, quien no prestó sus servicios directamente en en el canal sino en la Secretaría Técnica del Fideicomiso. En los contratos no se estableció la necesidad de la contratación, actividades a cumplir ni los productos entregables, entre otros, por lo que el equipo de auditoría no pudo identificar los servicios prestados por el asesor, lo que ocasionó que existan pagos sin justificación por 94 962 dólares, sin incluir impuestos.

Tres suites en el estadio de la Liga

La administración parece que también hizo inversiones en bienes que no daban ningún rendimiento a la empresa. Por ejemplo, se compraron tres suites y con parqueaderos en el estadio de la Liga de Quito. Estas suites, dice el informe, son utilizadas para fines administrativos y uso de los Gerentes Generales, sin considerar que estos bienes inmuebles están registrados en la contabilidad de la Compañía dentro del grupo propiedades de inversión, que de acuerdo a la norma de la empresa tienen como finalidad generar alguna renta a favor del canal.

El informe de Contraloría parece confirmar que Gamavisión no fue únicamente una herramienta de propaganda y manipulación de la información a favor del gobierno de Rafael Correa. Fue, también, un bien que fue visto y administrado como una excelente fuente de recursos para amigos, agnados y cognados. (Martín Pallares – 4 Pelagatos)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí