Compartir

Su pasado le generó muchas críticas, pero su actuación en el caso Odebrecht fue aprobada. 

Es posible que la gran pasión de su vida sea el Derecho penal. El fiscal general, Carlos Baca Mancheno, durante el concurso para su designación, fue visto por muchos sectores como el postulante del correísmo, por haber asesorado al expresidente Rafael Correa, a varios ministerios y a asambleístas de Alianza PAIS. Sin embargo, su acusación por el delito de asociación ilícita contra el vicepresidente, Jorge Glas, fue fundamental para que fuera condenado en primera instancia a seis años de prisión.

Recientemente, en una entrevista en radio Sucesos, Baca Mancheno afirmó que si hubiera tenido el 1% de duda sobre la participación de Jorge Glas en el delito, no lo habría acusado. Si bien el caso de asociación ilícita se puede entender como una primera prueba de fuego sobre la independencia y el apego a la legalidad de Baca Mancheno, el jurista y analista Rafael Oyarte piensa que “aún falta para determinar el comportamiento del Fiscal”.


años de cárcel deberá cumplir Glas, si se ejecutoría la sentencia que recibió.


meses lleva Baca al frente de la Fiscalía. En criterio de Oyarte, “era bastante complicado decir que no había asociación ilícita, porque eso hubiera supuesto que Odebrecht nunca ha contratado en Ecuador”. Sin embargo, la verdadera prueba de fuego para Baca estará relacionada con los delitos fines que a través de la asociación ilícita se cometieron. Baca Mancheno ha señalado que están abiertas instrucciones en torno al caso Odebrecht por lavado de activos, tráfico de influencias, concusión, enriquecimiento ilícito y otros.

Por el contrario, el abogado y catedrático Salim Zaidan piensa que Baca Mancheno realizó un trabajo “profesional y técnico” a partir de los “elementos suministrados por la fiscal Diana Salazar”, que estuvo a cargo de la instrucción fiscal. Además, señala que Baca Mancheno realizó un trabajo correcto desde el punto de vista de la aplicación de la normativa. “Hay que tratar de recabar más pruebas para intentar acusaciones por los delitos fin”, precisa.

Debate
“Ahí podremos tener una mayor claridad respecto de lo que está haciendo en beneficio de la justicia”, señala Oyarte. Además, este jurista piensa que la prueba ‘final’ también está relacionada a si investiga a otros implicados; por ejemplo, el expresidente Rafael Correa, quien delegó los Sectores Estratégicos a Glas. “Todavía estamos muy verdes para saber si la actuación del fiscal Baca Mancheno es realmente objetiva y aquí no se trata simplemente de destrozar al más antipático de todos, que es precisamente Glas”.

¿Un cálculo político?
° El también abogado y analista político Pablo Játiva piensa que de por medio jugó la política. “La influencia es real, pública y notoria, hubo intereses cruzados que pudieron empujar a Carlos Baca Mancheno a optar por quien está en el poder, que ya no es Rafael Correa sino Lenín Moreno”, dice, en respuesta a la lógica inicial de que el exasesor de Correa iba a ser obsecuente con él desde la Fiscalía.

Játiva es tajante en su opinión: “Ninguna autoridad de control que haya sido nombrada durante el correísmo puede llamarse independiente, no importa si fue nombrada en la época de Rafael Correa o Lenín Moreno”.  (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí