Compartir

El aumento será acorde con el número de hijos. Se aplicaría un nuevo Registro Social.

A partir de la segunda semana de enero, los beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano que tienen ingresos inferiores a los 47 dólares mensuales, es decir, gente que vive en la extrema pobreza, tendrán un incremento variable en el dinero que reciben del Estado.

Si bien, el Bono mantiene como base el monto de 50 dólares mensuales para las jefas o los jefes de hogar, lo nuevo es que recibirán un valor adicional quienes tengan hasta tres hijos menores a 5 años y hasta 3 retoños de entre 5 a 18 años.

Eso quiere decir que recibirán, además de los 50 dólares, un incremento por cada hijo. Así, la familia donde los hijos son menores a 5 años, recibirá 30 dólares adicionales por el primer hijo; 27 y 24,30 dólares por el segundo y tercero, respectivamente.

Para aquellas que tienen hijos con edades comprendidas entre los 5 y 17 años, en cambio, el aumento será de 10 dólares por el primero, 9 dólares por el segundo y 8,1 dólares por el tercero.

Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica Social, explicó ayer que la implementación del bono variable se realizará progresivamente a 74.000 hogares de enero a diciembre de 2018, según la base del Registro Social y de acuerdo con las condiciones de pobreza.

Ubicación 
En su mayoría, los beneficiarios, que podrán recibir un monto máximo de 150 dólares, están localizados en la Sierra central (Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua), así como Manabí, Los Ríos, Guayas (Costa) y en algunos puntos de Azuay y la Amazonía.

De ellos, 38 mil son mestizos, 20 mil indígenas, 11 mil montuvios y los demás afroecuatorianos, mulatos, negros, montuvios o blancos. Según el informe, “caracterización de la población para la intervención ‘Menos pobreza más desarrollo’” presentado ayer.

Cordero precisó que la inversión prevista para este subsidio es de 64 millones de dólares y apeló a la corresponsabilidad de las familias para que se aseguren de que los niños vayan a las escuelas, que terminen su bachillerato y se preocupen de su salud.

“Lo que se busca no es una medida asistencial, caritativa, es un instrumento de política pública legítima que lo que busca es justamente eliminar esta dinámica de transmisión intergeneracional de la pobreza”, agregó.

Otros 21,8 millones de dólares se destinarán para el incremento de 50 a 100 dólares a los adultos mayores que no cuentan con una pensión de la seguridad social. Actualmente, 12 mil ya acceden a este beneficio y la meta para 2018 es incorporar a otros 18 mil.

Nuevo registro 
Marco Casco, el viceministro de Inclusión Económica, informó que a partir de abril se prevé una nueva actualización del Registro Social y que entonces se prevé nuevos ingresos o salidas de usuarios.

Ese Registro permite conocer el consumo de las familias, si cuenta con electrodomésticos como radios o televisores, si el piso de su vivienda es de madera o de tierra. En el nuevo año se prevé aplicar una nueva métrica que tome en cuenta todos los ingresos familiares.

El contexto 
° En la actualidad son 1 millón de personas las que reciben transferencias monetarias de distintos tipos por parte del Estado. De ellos, 440 mil acceden al Bono de Desarrollo Humano (50 dólares).

Otros 480 mil perciben la pensión de adulto mayor (50 dólares).

Mientras, 120 mil perciben la pensión por discapacidad (50 dólares) y 23 mil acceden el bono para quienes se encargan de cuidarlos (240 dólares).  (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí