Compartir

Banco Central del Ecuador dio datos de un crecimiento del 3,8% en el tercer trimestre de 2017. 

La economía ecuatoriana registró un crecimiento de 3,8% al cierre del tercer trimestre de 2017, en relación al mismo periodo de 2016; y 0,9% respecto al segundo trimestre de este año. Así lo anunció la gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Verónica Artola.

“La previsión oficial como Banco Central del Ecuador es que la economía nacional presenta un crecimiento de 1,5% en 2017”, dijo la funcionaria.

Según Artola, uno de los principales factores que influyeron en este resultado positivo es el aumento del consumo de los hogares ecuatorianos. El informe del BCE presentado ayer detalla que el Gasto de Consumo Final de los Hogares registró un crecimiento interanual de 5,3%.

Esto, detalla el BCE, responde al dinamismo observado en el crédito canalizado tanto para consumo como para actividades productivas, un aumento en el ingreso de remesas al país y el ingreso de recursos provenientes del turismo.

“Si el sector financiero está colocando más crédito, las familias también tienen más recursos para poder gastar”, dijo Artola en declaraciones a la prensa.

¿Se puede mantener el ritmo?
La economía ecuatoriana comenzó a mostrar signos de recuperación en inicios de 2017 y, durante las elecciones presidenciales (febrero y abril). Este crecimiento fue impulsado en gran parte por la inyección de capital desde el Gobierno que, a su vez, buscó financiamiento externo, lo que se traduce en deuda.

Solo entre diciembre de 2016 y mayo de 2017, el Gobierno colocó 3.500 millones de dólares en bonos en el mercado internacional. Además, hubo créditos de corto plazo solicitados al Banco Central que en 2017 superaron los 5.000 millones, desembolsos de organismos multilaterales por 1.000 millones y preventas petroleras por otros 400 millones adicionales.

El dinero que ingresó al país producto de este endeudamiento es para la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), lo que sostuvo el crecimiento económico y, por lo tanto, no sería sostenible en el tiempo, puesto que se sostiene en deuda.

“No es sostenible porque no estaba acompañado de un mejor desempeño del mercado laboral. Aumentó el consumo de los hogares, pero no es que más tengan trabajo”, dijo José Hidalgo, director de Cordes.

EL DATO
Los principales países que invirtieron en Ecuador durante el tercer trimestre de 2017 fueron China, Panamá, Chile, Nueva Zelanda y Holanda. 
Que el consumo de los hogares esté relacionado con el aumento del endeudamiento de los mismos, con créditos del sector financiero, también es un factor que preocupa al analista.

A pesar de ello, el Gobierno continua en la búsqueda de nuevas alternativas de financiamiento. El ministro de Finanzas, Carlos De la Torre, habló de la posibilidad de negociar eurobonos, considerando sus tasas de interés y plazos. “Esto nos podría permitir condiciones mejores que aquellas en las que hemos colocado bonos en los últimos meses”, dijo en una entrevista para El Telégrafo.

Consultada por este diario, Artola rechazó que la deuda sea el principal motor del crecimiento económico. “Hay una co-relación y no podemos negarlo. Siempre hemos dicho que el endeudamiento también ayuda, porque el Ministerio de Finanzas tiene más recursos para pagar proveedores y eso genera mayor dinamismo en la economía, pero que sea el principal, tenemos nuestras dudas”, dijo.

Explica que el crecimiento depende también de otros factores como “la confianza” y, como muestra de ello, explicó: “Los hogares se están endeudando más con recursos de las instituciones financieras que, a su vez, tiene más liquidez y ¿por qué tienen mayor liquidez? Porque los hogares estamos depositando más. Es todo un círculo, pero no necesariamente el único y el principal motor es la deuda, como muchas veces se ha dicho”, dijo. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí