Compartir
Quito –

El Gobierno de Ecuador mantiene la exigencia de la presentación del pasaporte para el ingreso de ciudadanos venezolanos a territorio ecuatoriano e implementa un corredor humanitario para los venezolanos que quieran trasladarse desde la frontera con Colombia hasta la de Perú.

El ministro del Interior, Mauro Toscanini, informó que el corredor humanitario consiste en el traslado de venezolanos en buses con acompañamiento oficial por la Panamericana, luego de la presentación de los documentos requeridos y que existen excepciones para no solicitar el pasaporte.

En casos de parejas, si el uno tiene y el otro no, pasan los dos y también hay excepciones para los niños porque en Venezuela no se entrega cédula de identidad hasta los nueve años. Toscanini dijo que es muy difícil controlar los 700 kilómetros de frontera con Colombia y existirían 33 pasos clandestinos.

Las autoridades de gobierno sostienen la decisión de pedir pasaporte en que los otros documentos de identidad que presentan son susceptibles de clonación o falsificación y con la medida no solo se trata de precautelar la seguridad de los migrantes venezolanos, sino también la seguridad de la comunidad de acogida que, en este caso, está conformada por los ecuatorianos.

El Gobierno de Ecuador se ha contactado con autoridades venezolanas que han señalado que buscan acelerar los procedimientos para que los pasaportes sean entregados.

Posteriormente, dijo que también se está pensando en la vinculación de los sistemas informáticos de los dos países para que se pueda realizar la investigación e insistió en que el pasaporte es una identificación válida y vigente con el que se puede verificar la identidad de las personas, “un instrumento comúnmente aceptado en todos los países del mundo”.

Paralelo al anuncio de las acciones humanitarias que realiza Ecuador en la frontera con vacunación para niños y atención prioritaria en salud y educación para las personas en movilidad, el Gobierno también anunció su salida del la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El canciller dijo que existe frustración con el gobierno de Venezuela por la falta de voluntad política para buscar una solución a la problemática migratoria.

Valencia señaló que la migración de venezolanos es una situación que exige una respuesta de todas las naciones de la región, por lo que ratificó la convocatoria a la reunión técnica los días 17 y 18 de septiembre en Quito. Brasil y Chile han confirmado su presencia. (Diario El Universo)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí