Compartir

Ayer entró en vigencia el aporte variable. Expertos lo respaldan. También se apela a crear más empleos. 

Con el incremento del Bono de Desarrollo Humano oficializado ayer por el Gobierno para 74 mil beneficiarios, en función del número de hijos, esta transferencia de recursos experimentó su séptimo cambio en sus 20 años de vigencia en el país.

El sitio escogido por el frente social del Ejecutivo para hacer el anuncio fue Pelileo, Tungurahua. Allí, las autoridades ratificaron que el aumento será por un monto máximo de 150 dólares para los hogares cuyos ingresos mensuales no superan los 200 dólares.

Los  valores serán adicionales a los 50 dólares que ya venían cobrando por el Bono de Desarrollo Humano. A este fin, el Estado destinará este año un presupuesto que bordea los 64 millones de dólares, indicó la ministra de Inclusión Económica y Social, Berenice Cordero.

Para María Guzñay, de 32 años, se trata de una ayuda clave para la manutención de su hogar, pues comentó que los recursos que obtiene por vender granos en un mercado de Quito no le alcanzan para cubrir las necesidades de sus cuatro hijos. “No tengo mucho trabajo”, afirmó.

Evolución 
Este tipo de transferencias de recursos por parte del Estado empezó en 1998 durante el Gobierno de Jamil Mahuad, con la denominación de ‘bono solidario’ (ver recuadro).

“El bono solidario era una política compensatoria que se desarrolló en el marco de una política de ajuste estructural de la economía, se trataba de proteger el consumo de la gente más pobre. Ahora, estamos hablando de una política de protección social”, sostuvo Cordero.

La funcionaria enfatizó que “no se trata de una medida asistencial, caritativa”, sino de un instrumento para incentivar a las familias en extrema pobreza para que aseguren de la escolarización y la atención en salud de los niños, con un acompañamiento del Estado.

Análisis 
En criterio de Vicente Albornoz, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de las Américas, se trata de una medida “acertada”, pues comentó que este tipo de ayuda es la manera más directa de llegar a la gente más pobre del país. Un criterio similar tuvo Pablo Dávalos, analista económico.

Aunque el director del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera, señaló que no puede ser dable que haya personas que lleven dos décadas recibiendo el bono. “Estas personas que requieren de la ayuda del Estado no pueden vivir eternamente de esta ayuda, lo que se tiene que darles es la oportunidad de que trabajen y para que tengan un buen trabajo se necesita que la economía crezca, que haya inversiones”, puntualizó. (Diario La Hora)

La evolución de las transferencias 

En dos décadas

° El 18 de septiembre de 1998 se creó el bono solidario con el Decreto Ejecutivo Nº 129 de Jamil Mahuad. Los beneficiarios: 1,3 millones de personas. En ese entonces, recibían 100 mil sucres mensuales.
° El 25 de abril de 2003, con el Decreto Ejecutivo No. 347-A, el Gobierno de Lucio Gutiérrez cambia el Programa Bono Solidario por Programa Bono de Desarrollo Humano (BDH).
° El 1 de septiembre de 2006 el Gobierno de Alfredo Palacio crea la pensión asistencial para personas de la tercera edad o con discapacidad en situación de pobreza, como un subprograma del BDH.
° El 17 de enero de 2007 a través del Decreto 12, se incrementa el valor del Bono de Desarrollo Humano a 30 dólares mensuales para las familias que se ubiquen en el primer y segundo quintiles más pobres.
° El 24 de julio de 2009, con el Acuerdo Ministerial 37, se norma los procesos de incorporación y exclusión de los nuevos beneficiarios de los subprogramas Bono de Desarrollo Humano, Pensión para Adultos Mayores y la Pensión para Personas con Discapacidad.
° El 2 de enero de 2013, mediante Decreto  Ejecutivo 1395, se establece el valor mensual de la transferencia monetaria para el bono y pensiones en 50 dólares.
° El 9 de enero de 2018 se pone  en vigencia el bono variable que se entregará según el número de hijos, a las familias que ya reciben el bono y que están en condiciones de pobreza extrema.

Bono variable se implementa en Tungurahua

El Concejo Sectorial Social, formado por representantes de nueve carteras de Estado, entre ellas el Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, Ministerio de Inclusión Económica y Social, Ministerio de Trabajo, entre otros, se reunió ayer en Tungurahua para tratar temas de coyuntura para la provincia y realizar el lanzamiento del bono variable.

Según este proyecto, las familias que actualmente reciben el Bono de Desarrollo Humano con hijos menores a 5 años de edad, recibirán los siguientes valores adicionales: 30 dólares por el primer hijo; 27 por el segundo y 24,30 dólares por el tercer hijo.

Mientras que los hogares usuarios del bono con hijos entre 5 y 18 años, recibirán 10 dólares por el primer hijo, 9 por el segundo y 8,10 dólares por el tercero.

Augusto Barrera, concejero del Sector Social del Gobierno Nacional, mencionó que este sistema tiene muchos elementos positivos, pues se incorpora en las familias el criterio de corresponsabilidad, “en los países donde se ha implementado este modelo, los resultados de pobreza inmediata y a lago plazo son favorables, porque se rompe el circuito intergeneracional de la pobreza”, dijo.

Según Barrera, se garantizará que los beneficiarios del bono variable utilicen óptimamente estos recursos a través de un equipo de acompañamiento familiar, el cual realizará evaluaciones y visitas para saber con certeza que cómo se implementa el bono.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí