Compartir

El Gobierno no contempla, por el momento, recurrir al FMI, pero espera conseguir casi 3.000 millones.

A pesar de que el déficit global proyectado pasó de 6.240 millones a 3.655 millones de dólares (del 6% al 3,2%), la deuda necesaria para cerrar el presupuesto casi no varía entre 2018 y 2019.

Según la pro forma para el próximo año el financiamiento público necesario será de 8.166 millones de dólares, lo que representa 87 millones menos que los 8.253 millones presupuestados para 2018.

El Gobierno argumenta que esto se debería, en gran medida, a los gastos adicionales, como los 278 millones por la Ley Amazónica; 1.995 millones por el 40% de pensiones para el IESS y las transferencias para el Issfa; y 4.176 millones de subsidio a los combustibles.

5,785
millones ha sido la deuda contraída por el Gobierno en lo que va del año. 
Sin embargo, la Corporación Estudios para el Desarrollo (Cordes) considera que el problema de fondo radica en que los recortes de gasto son insuficientes. Además, la austeridad no habría llegado a los gobiernos seccionales y las empresas públicas.

Por esto, considera importante encontrar vías de financiamiento en mejores condiciones, con el fin de evitar mayores presiones al Fisco.

En la pro forma 2019, se  espera levantar 2.943 millones de dólares, a través del sector financiero privado. En este rubro estarían operaciones como los 500 millones conseguidos, en septiembre, con Goldman Sachs, mediante un colateral de 1.200 millones en bonos; o los otros 500 millones obtenidos el martes con el Credit Suisse, mediante el mismo mecanismo.

Más detalles
Otra fuente serían los 1.793 millones mediante deuda bilateral con otros países. Sin embargo, no se detalla cuáles serían los principales gobiernos con los que se negociarán recursos, aunque está pendiente una visita oficial a China en diciembre.

Finalmente, el financiamiento incluye 1.750 millones a través de bonos en el mercado internacional; 916 millones con organismos multilaterales; y 755 millones en bonos de deuda interna colocados.

6.891,8
millones bordeó la deuda anual en los años correístas. 
“Las condiciones de mercado son absolutamente rígidas. Los multilaterales acompañarán a Ecuador. No descartamos a China, pero con mejores condiciones”, dijo Martínez.

Al respecto, Cordes establece que lo adecuado sería un acuerdo con el FMI, que incluya un programa de financiamiento de mediano plazo, y que lleve a tomar acciones más efectivas en recorte de gasto, revisión de subsidios y reforma laboral.

En lo que va de 2018, el Gobierno de Lenín Moreno incurrió en un endeudamiento total de 5,785 millones. En los últimos años de Rafael Correa, con la crisis y el agotamiento del modelo estatista, la deuda pública subía, en  promedio, 6.891,8 millones de dólares cada periodo. (Diario La Hora)

Gobierno espera alza hasta 2022
° Según la ‘Programación presupuestaria cuatrianual 2019- 2022’, presentada junto con la pro forma 2019, se establece una tendencia creciente de la deuda pública, hasta comenzar a estabilizarse en 2022.

Así, en el escenario más optimista, la deuda llegaría hasta el 57,61% del PIB; mientras en el escenario de mayor estrés, el endeudamiento público llegaría al 63,11%, en 2022.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí