Compartir

El negocio publicitario de los medios públicos ecuatorianos ha dejado un rastro que ahora, según un informe de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), enlaza a televisoras y diarios incautados o de propiedad del Estado, declarados en quiebra recientemente, con empresas relacionadas a dos funcionarios de alto rango en cargos, también del Estado, de comunicación y promoción turística. En el salto hacia los hermanos Alvarado, se mueven cifras millonarias.

De acuerdo con la información financiera -ahora indagada en Fiscalía y Contraloría-, hay medios públicos que pagaron a agencias de publicidad más de 5 millones de dólares entre 2011 y 2017. Y estas hacían transferencias a su vez a compañías, asimismo del mundo comunicacional, donde Fernando y Vinicio Alvarado o sus familiares son o habían sido accionistas o administradores en la última década.

La multinacional McCann es una de las agencias de publicidad citadas en el informe de la UAFE por recibir transacciones de 4,8 millones de dólares de El Telégrafo, Canal 10 y Televisión Teledos. Su gerente general, Mario Benavente, explica que esos pagos corresponden al flujo normal del negocio. Aunque las agencias trasladan normalmente (ver gráfico) a los medios el dinero que ofrece el anunciante por pautar, ellas se quedan con una comisión. En el mercado ecuatoriano no es menor al 15 % y no excede, en medios grandes y tradicionales, al 25 %.

Esa comisión, adelanta Benavente -la multinacional está preparando un comunicado corporativo-, se puede descontar de lo que la agencia traslada al medio o se puede facturar aparte. Por eso, dice, McCann recibe ese monto de los medios públicos. De Maruri Publicidad da la misma explicación. “Ese dinero no es nuestro, es de los anunciantes”, apunta, en referencia tanto a lo que reciben de los medios como pago, como lo que su agencia coloca en Flumiradio, una de las entidades vinculadas a los Alvarado. “Es una pauta de un cliente y, como se ve, es un monto muy pequeño para un periodo de 6 años”, recalca Fausto Maruri, gerente general.

Lo llamativo, teniendo en cuenta que el informe habla de pagos de medios de comunicación públicos cuya gestión ha sido cuestionada por conducir a los números rojos durante años, es que los pagos de casi 5 millones de dólares, como comisión a las agencias, refleja que hubo pautas de publicidad de entre 20 y 32 millones de dólares. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí