Compartir

Al Frente 48 de las FARC y al bloque Sur, se atribuye la propiedad de alrededor de 100 bienes en el Ecuador. Lo reveló el fiscal de Colombia Néstor Martínez a finales de enero, en un encuentro sobre extinción de dominio cumplido en Quito.

Los muebles e inmuebles rurales y urbanos, automotores y semovientes de la extinta guerrilla, ahora convertida en grupo político, ya se han identificado.

El listado fue entregado en febrero al fiscal ecuatoriano Carlos Baca que dispuso la apertura de una investigación previa, informó la Fiscalía. Los bienes se encontrarían en poblaciones de la zona de frontera en Esmeraldas y Sucumbíos, principalmente, y algunas en Quito.

Los detalles de las propiedades que tendrían un valor de unos 15 millones de dólares solo los conocen las fiscalías de ambos países.

De la Fiscalía de Colombia explicaron a EXPRESO que “esos documentos una vez que se compartieron entraron en reserva legal de acuerdo al convenio suscrito entre las dos entidades”.

La existencia de esos bienes se conoció con el análisis de los computadores de Raúl Reyes y de alias Mono Jojoy. En esos dispositivos se encontró parte del real patrimonio del grupo irregular. Además, los desmovilizados entregaron a las autoridades listados de bienes y enseres, costos, ubicación, cantidad y los bloques a los que pertenecían.

En ellos figuran desde celulares, micrófonos, teleprompters, vajillas, luces led, banderas, resmas de papel, haciendas, automotores, medicinas, equipos odontológicos, máquinas de coser, entre otros objetos.

Pero, la desmovilización no solo significó la firma de la paz con Colombia ni la entrega de listas de bienes, sino la proliferación de actividades delincuenciales de los disidentes. Lo último fue el asesinato de tres militares en el sector de Mataje, Esmeraldas.

Esa consecuencia ya se alertó en 2014 en un informe reservado de la Senain que publicó EXPRESO la semana pasada. En el documento de cinco páginas ya se sabía que los frentes 30 y 48 se habían aliado con mafias locales para proveer de drogas e insumos al cartel de Sinaloa.

También se mencionaba que los envíos salían desde los puertos de Buenaventura (Valle del Cauca), Tumaco (Nariño) y San Lorenzo (Esmeraldas) y que 2.000 efectivos de la guerrilla y 300 mercenarios de bandas militares controlaban las rutas y operaban en la frontera con incidencia directa sobre Esmeraldas. Se habló de 43 pasos ilegales identificados entre ambos países.

La recuperación de los dineros de los bienes de las FARC es posible para el Estado ecuatoriano, dice el exfiscal Pablo Encalada. Su excolega José Ortega indica que el trámite se debe efectuar a través de un proceso penal y dentro de él un pedido de incautación y comiso de bienes.

El Comando Sur se reúne con autoridades

Autoridades militares ecuatorianas se reunieron ayer con una delegación del más alto nivel militar de Estados Unidos que ha llegado al Ecuador, desde 2011.

Al Ministerio de Defensa llegaron el teniente general Joseph P. DiSalvo, subcomandante Militar y la embajadora Liliana Ayalde, asesora de Política Exterior del Comando Sur. Ellos arribaron a Ecuador para una visita de dos días que concluye hoy.

Además de la reunión con los mandos militares en la agenda se incluyó reuniones con autoridades gubernamentales y un recorrido por una unidad de desminado humanitario.

El embajador estadounidense Todd Chapman señaló que la reunión se dio en el marco de la cooperación en seguridad que tienen los dos países.

La delegación escuchará también las preocupaciones de las autoridades de defensa, tanto civiles y reiterará el compromiso del Comando Sur a fortalecer la amistad entre los dos países.

En el Gobierno de Rafael Correa las relaciones se tensaron, se expulsó a la Base de Manta y a algunos de sus funcionarios. En enero agentes del FBI ayudaron en las investigaciones del atentado en San Lorenzo, Esmeraldas. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí