Compartir

El Fondo pidió garantías para el préstamo de USD 637 millones. ¿Las dio Petroecuador?

Deuda para cubrir los intereses de otras deudas. Y deuda para garantizar nueva deuda. En este jardín de senderos que se bifurcan se encuentra el Gobierno. Y para ‘salvar el día’ de la caja fiscal, se volvió a pensar en el petróleo como una alternativa.

El 15 de enero pasado, la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador giró la nota 001-2018 por USD 400 millones. En dicho formulario, el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) figura como beneficiario. ¿Por qué?

En el oficio 02263-FIN-2018, del 23 de enero, se lee que Carlos Tejada, gerente de la estatal petrolera, agradece al entonces ministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre, por las instrucciones dadas con respecto al proceso de preventa petrolera con Petrotailanda, cobijado por el contrato macro de compra venta de crudo No. 2015148. Esto ocurre en un momento en que la oferta exportable de crudo de 2018, es decir 120 millones de barriles, ya está comprometida por ventas anticipadas.

En dicha comunicación consta, además, que vía correo electrónico se ha confirmado la recepción de los USD 400 millones en la cuenta del FLAR en el Banco Central del Ecuador.

El contenido de este oficio entre Petroecuador y Economía coincide con otro documento del 15 de noviembre de 2017 en el cual José Darío Uribe, presidente ejecutivo del FLAR, da un campanazo sobre cómo el Gobierno  es visto ante los organismos multilaterales de crédito. Puntualmente hace mención a la gestión de un crédito “de apoyo a la balanza de pagos”, por algo más de USD 637 millones.

637
milloneses el monto del requerimiento de crédito al FLAR.
La carta de cuatro páginas fue dirigida a Carlos de la Torre, para la fecha secretario de Estado, y a Verónica Artola, actual gerente del Banco Central del Ecuador. En lo sustancial, el representante del FLAR dice que el riesgo de esta operación crediticia era alto y por ende demandaba a las autoridades ecuatorianas “acciones de contingencia para enfrentar la materialización de los riesgos”.Uribe, por tanto, sugiere al Gobierno una “protección financiera por un monto de USD 350 millones en activos de alta liquidez y bajo riesgo”.

400
millones aparece como posible garantía para este crédito.

65.749
millones suman los pasivos del Estado.Esta comunicación del FLAR, Uribe también señala que hay “modificaciones en las cifras presentadas a la Presidencia Ejecutiva del FLAR”. El organismo señala que, en la proforma, el gasto total del Gobierno Central aumenta en 1,8% en relación al PIB. Esta fue una variante que el FLAR no consideraba al momento de autorizar el crédito y considera que esta modificación “aumenta el riesgo de no pago del crédito”.

Verónica Artola, gerente del BCE, dice de su lado que “Ecuador no le mintió al FLAR” y explica que la modificación en referencia se debe a una actualización de la Pro forma presupuestaria 2018. La funcionaria asegura que Ecuador presentó las cifras vigentes al momento de solicitar el crédito, las cuales cambiaron después con la elaboración del presupuesto. “Se presentaron las cifras que se tenían en ese momento, luego se aprobó la Pro forma y se presentaron datos actualizados”.

El crédito aún no ha sido entregado. La demora en su entrega -dice el analista fiscal Jaime Carrera- “es una forma de decir a país que debe corregir sus cuentas”. (Diario La Hora)

FRASES

El riesgo de la operación de préstamo era alto y el éxito del programa presentado por Ecuador dependía (…) de que sus autoridades contaran con acciones de contingencia para enfrentar la materialización de los riesgos”. José Darío Uribe presidente del flar

Ecuador no le mintió al Fondo Latinoamericano de Reservas. Se presentaron las cifras y luego de que se aprobó la Pro forma, se presentaron datos más actualizados”. Verónica Artola gerenta general del banco central

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí