Compartir

La Asamblea suspendió el debate del veto oficial a Ley contra violencia de género. 

Las diferencias al interior de la bancada de Alianza PAIS, que controla la mayoría de curules en la Asamblea, volvieron a aflorar ayer en el análisis del veto realizado por el presidente, Lenín Moreno, a la Ley para prevenir la violencia de género.

Los integrantes de la Comisión ocasional encargada de redactar esta norma salieron decepcionados, pues no lograron luz verde a su propuesta de que el Parlamento se allane a 28 de las objeciones y se ratifique en otros 27 puntos del texto aprobado hace más de un mes.

Daniel Mendoza, coordinador de la bancada de Alianza PAIS que respalda a Moreno, manifestó que este es un tema que requiere mayor debate, pues apuntó que “la Comisión, de alguna manera, distorsionó el espíritu de la Ley que el Presidente remitió” en agosto pasado.

“Yo estoy de acuerdo con el veto presidencial, habría que debatir un poco más y llegar a consensos”, indicó luego de que el debate parlamentario fuera suspendido hasta el próximo martes, a las 09:00.

Debate 
La decisión la tomó Carlos Bergman, el vicepresidente de la Asamblea, quien ayer fue el encargado de conducir la sesión, tras la participación de diez parlamentarios. José Serrano, titular de la Función Legislativa, solo estuvo en la instalación y se marchó.

153
mujeres fueron asesinadas el año pasado por su condición de género, según la Asamblea.
Cristóbal Lloret, legislador de PAIS que se identifica con el grupo correísta, reconoció que una de las discrepancias con el Ejecutivo se relaciona con la entrega de recursos para prevenir la violencia de género.

“Nosotros no hemos asignado un porcentaje del presupuesto general del Estado, sin embargo, sí hemos establecido que se tienen que garantizar las asignaciones para cumplir con los programas que van en el ámbito de la prevención y atención”, apuntó.

En eso concordó Dallyana Passailaigue, legisladora del Partido Social Cristiano, quien también integra esta comisión, al señalar que lo que se pretende es que desde el Gobierno haya un plan de acción específico en esta problemática, “sino –dijo- será un trabajo echado a la basura”.

EL DATO
Este cuerpo legal fue aprobado por la Asamblea el 27 de noviembre pasado y el Ejecutivo se tomó casi un mes para presentar sus objeciones. 
Sin embargo, Mendoza subrayó que si bien el tema presupuestario es importante, se debe “considerar la situación (económica) que está en este momento pasando el país y habrá que ver cómo hacerlo”.

En las dos horas que duró la sesión, Soledad Buendía, Marcela Aguiñaga y Marcela Holguín aprovecharon para quejarse de las burlas que se vierten contra ellas o sus colegas en las redes sociales y las catalogaron como una forma de violencia.

Expectativa 
Esta vez no se vio a colectivos de mujeres ni en las barras altas del Pleno de la Legislatura ni en los exteriores para atestiguar el debate. Sin embargo, Waleska Pareja, de la Coalición Nacional de Mujeres, dijo que respaldan en un 93% el informe de la Comisión. 

La votación será por bloques 
° La Comisión ocasional encargada de la redacción de esta ley planteará que la votación de las objeciones realizadas por el Ejecutivo se lo haga por bloques en el Pleno del Parlamento. Su presidenta, Mónica Alemán (PAIS), apeló a la “sensatez” de sus colegas para que este cuerpo legal vaya al Registro Oficial el martes próximo. Además, ella dijo que insistirá para que el Ministerio del Interior sea el encargado de manejar el Registro Único en materia de violencia de género y no la Cartera de Justicia como pretende el Gobierno. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí