Compartir

Con decomisos, habrían retirado al menos unos $600 millones a estas bandas. Por eso, aseguran, su enojo. 

Los invitados al cambio de guardia en el Palacio de Carondelet fueron los generales de la Policía, guiados por el comandante general, Ramiro Mantilla. Después del saludo protocolar, asistieron a un almuerzo con el presidente, Lenín Moreno, varios ministros y el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, entre otros, por el cumpleaños del primer mandatario. En cierto momento, los generales, junto al ministro del Interior, César Navas, llegaron a la planta baja del Palacio para referirse a la coyuntura de violencia en la frontera norte.

Navas recordó que la operación ‘Libertador’, que consistió en 20 allanamientos, 18 en Esmeraldas y 2 en Guayas, dejó cinco detenidos por el atentado al cuartel en San Lorenzo, el 27 de enero. De hecho, Navas piensa que las explosiones del viernes y el domingo, la primera en un retén naval y la segunda contra un patrullero del servicio preventivo, son consecuencia de las acciones del Estado contra el crimen organizado.

“La presencia del Estado, el trabajo permanente de nuestra Policía y nuestras FF.AA. están estrangulando las economías propias de las organizaciones delictivas”, dijo.

En la última incautación se confiscó 7,5 toneladas de precursores químicos, que iban a procesar 20 toneladas de cocaína. Navas dijo que esa cantidad de cocaína, en el mercado internacional cuesta aproximadamente 30 millones de dólares y que, en total, en todo este tiempo, el golpe a esas organizaciones delictivas sería de 600 millones.

“Hemos sido enfáticos en disponer de todos los recursos para garantizar el soporte logístico de las operaciones y también el entrenamiento adecuado”, dijo. Especificó que se han destinado 14 millones a la seguridad de la frontera norte y que el FBI estadounidense colaborará a modo de cooperación internacional.

Trabajo conjunto
El ministro de Defensa, Patricio Zambrano, agregó que el trabajo conjunto de Fuerzas Armadas y Policía, incluso con aportes de autoridades colombianas, está encaminado a “fortalecer la zona de frontera”.

2
meses del primer ataque están a punto de cumplirse 
Cuando se le preguntó si es posible prever más atentados, dijo: “No se puede descartar nunca y tampoco se puede confirmar. Estamos trabajando con la información que tenemos, con la inteligencia que tenemos, para que no se vuelvan a dar, pero no se puede descartar jamás ese tipo de posibilidades”.

A diferencia de Navas, habló de más de 20 detenidos. Agregó que la seguridad es lo que más le preocupa al Gobierno.

Mantilla, el comandante de la Policía, aseguró que se ha reforzado la presencia. Desde el eje preventivo, con el incremento de unidades de policía comunitaria, de personal en las unidades de mantenimiento del orden público y con 140 policías de grupos tácticos en patrullas combinadas con FF.AA.

30
millones en precursores químicos habrían decomisado las autoridades a los grupos irregulares. 
También aseguró que el eje de inteligencia y de unidades antinarcóticos están siendo reforzados en todo el norte, no solo Esmeraldas, también Carchi y Sucumbíos. “Ya se firmaron los contratos para la adquisición de 200 fusiles, 200 subfusiles, equipos de protección como cascos y chalecos antibalas para los grupos tácticos y el personal preventivo que está trabajando allá y muchas otras cosas que ya están en proceso”, mencionó.

Pedidos desde Esmeraldas
° El concejal del cantón Eloy Alfaro, Vicente Rosero, dijo que, a pesar de estar en vigencia el Estado de Excepción, hay preocupación en esa zona, donde se producen asaltos y robos casi a diario. “Quienes son asaltados son los que proveen de alimentos a la isla de Limones. Por ejemplo, fue asaltado uno de los comerciantes, además, hubo el robo de una embarcación con dos motores fuera de borda”, aseguró Rosero.

Agregó que entregará una carta al presidente, Lenín Moreno, porque en la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia en San Lorenzo, ninguna entidad pública tomó en cuenta a Limones “y eso es grave porque nos perjudica”.

Mientras, la asambleísta Roberta Zambrano se dirigió al Presidente y a los ministros del Interior y de Defensa para que se adopten medidas de seguridad en la zona. Recalcó que los moradores están asustados, porque el Estado de Excepción no ha sido suficiente para frenar los atentados. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí