Compartir

El Gobierno planifica recibir más 1.500 millones en Bonos Internos y 811 millones en multilaterales.

Durante su participación en el VI Congreso Latinoamericano de Economía y Banca, que se desarrolló ayer en Quito, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, explicó que hasta final de año se tienen desembolsos programados de más de 2.000 millones de dólares.

Señaló que las mayores fuentes de financiamiento serían con 1.200 millones de dólares, de deuda interna a través de Bonos, y con 811 millones en préstamos con organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Mundial (BM). También hay recursos obtenidos a través de gobiernos que sumarían 124 millones.

Además, señaló que en proceso de negociación estarían otros 598 millones en bonos internos y 642 millones en otros mecanismos de financiación. Con todo esto, el Gobierno aseguraría más de 3.200 millones de recursos frescos para cerrar 2018.

Necesidades 
“En los últimos dos meses hemos trabajado fuertemente para conseguir vía de financiamiento distintas a las establecidas en el Presupuesto del Estado. El objetivo es, por un lado, fortalecer la posición de las reservas internacionales, pero sobre todo, evitar una potencial crisis de iliquidez”, contó Martínez.

Así también recordó que, en lo que va de 2018, el Estado ha recibido créditos por 4.500 millones de dólares, de los cuales 3.000 millones se levantaron a través de emisión de bonos en los mercados internacionales en enero. Sin embargo, por la volatilidad y crecimiento del Riesgo País, este mecanismo está descartado por su alto costo en tasas de interés.

EL DATO
Mediante la venta de activos públicos, que está en estudio de técnicos del BID, el Gobierno espera generar 3.000 millones de dólares en ingresos adicionales durante los próximos 4 años. 

Aunque dijo que se sigue conversando y recibiendo asistencia técnica, por el momento no se está trabajando en un acuerdo o posible financiamiento con  el Fondo Monetario Internacional (FMI). “No podemos descartar ninguna fuente. Por ejemplo, China es un gran socio para el país, por lo que se debe caminar a obtener créditos en mejores condiciones”, aseveró el funcionario.

Finalmente, el Ministro aseguró que a más tardar en tres semanas se darán más detalles sobre los nuevos créditos y sobre ahorros adicionales en otros sectores de la Función Pública. Así como alternativas de financiamiento a través del petróleo.

La analista financiera Luciana Milla comentó que es importante el esfuerzo de diversificar las fuentes de créditos, pero que el reto más grande estará en los próximos dos años, donde la necesidad de recursos frescos será mayor si la austeridad no da mejores resultados. 

Ecuador no es Argentina
°  Martínez afirmó que “va a ser muy difícil que la economía crezca a los niveles que esperaríamos, por lo que debemos actuar con realismo”. No obstante, rechazó que se compare la crisis argentina con la de Ecuador. Su principal argumento es que las condiciones no son las mismas.

“Nosotros no tenemos la devaluación de la moneda, la alta inflación, la volatilidad de las tasas de interés y el problema de cuenta corriente. En lo único que nos parecemos, es que venimos de procesos de desorden y populismo en el manejo de las cuentas fiscales”, puntualizó. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí