Compartir
Quito –

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) dejaría de percibir para su fondo de pensiones unos $ 4.000 millones debido al lapso de cuatro años en los que el Estado no entregó el 40 % de pensiones del Estado al IESS. Es que entre 2015 y 2018 ese rubro dejó de entregarse de acuerdo con la Ley de Justicia Laboral aprobada en 2015. Ahora, según la sentencia que acaba de emitir la Corte Constitucional (que no es retroactiva), ese bache –de unos $1.000 millones anuales– se mantendría.

Por lo menos así lo entiende Mesías Tatamuez, presidente de la central sindical Cedocut, quien explicó que de lo que los trabajadores han conocido, el 40 % que se dejó de percibir ya no sería restituido. Sin embargo, desde el 2019, el Gobierno sí debería entregar el rubro correspondiente.

El IESS recibía un promedio de $ 1.100 millones que se presupuestaban en la tabla de subsidios del Gobierno. Justamente ese fue el último rubro que se presupuestó para 2015; sin embargo, luego de que en abril de ese mismo año entrara en vigencia la Ley denominada de Justicia Laboral, esos dineros ya no se pagaron.

Para 2016 el subsidio destinado al Seguro Social solo fue de $ 162,3 millones. En 2017 se destinaron $ 122 millones, mientras que para 2018 están programados $220 millones. Estos rubros menores corresponden a contribuciones a sectores poblacionales, como por ejemplo el Seguro Social Campesino.

De acuerdo con Francisco Ortiz, presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Jubilados del Ecuador, la sentencia de la Corte debe ser retroactiva, pues se ha dictaminado la inconstitucionalidad de la ley, y por tanto el 40% queda nuevamente en vigencia. Estos derechos son intransferibles e inalienables, indicó.

Al quedar sin vigencia el artículo 68.1 de la Ley de Justicia Laboral quiere decir que sigue vigente el artículo 237 de la Ley de Seguridad Social desde el 2001, sin interrupción, explica. El artículo 237 indica que el IESS cubrirá el 60 % de la pensión respectiva, y el Estado continuará financiando obligatoriamente el 40 % restante.

Explicó, además, que debido a la falta de pago de estos cuatro años, el Seguro Social ha tenido que desinvertir o consumir los recursos que estaban invertidos en el IESS.

Esto significa menos inversiones y menos créditos hipotecarios y quirografarios, entre otros. Considera que debido a que el Gobierno no tiene los recursos líquidos podría buscar varias maneras de pagar con acciones de empresas o con las del Banco del Pacífico.

Por su parte, la Asamblea de Jubilados Adultos Mayores del Seguro Social expresó que está complacida por la gestión democrática del presidente Lenín Moreno y el ministro de Trabajo ante La Corte Constitucional para obtener la resolución extraordinaria en favor de las acciones de inconstitucionalidad presentadas por los gremios. Édison Lima Iglesias y María Teresa Villavicencio indicaron en un comunicado que hoy entregarán una comunicación de reconocimiento gremial a la Presidencia, a la vicepresidenta, al Ministerio de Trabajo y al directorio del IESS. También harán una petición para que se disponga un estudio urgente para generar un financiamiento solvente que cubra el déficit del Seguro General de Salud y también el financiamiento de pensiones.

años el Estado no aportó al fondo de jubilaciones. (Diario El Universo)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí