Compartir

Una ola de frío, nieve y fuertes lluvias sorprendieron y generaron estragos a ciudadanos de varias poblaciones de la Sierra en este arranque de año.

La vía Ecológica, una de las arterias que comunica Ambato con la parroquia Santa Rosa, quedó afectada tras doce horas de una lluvia que comenzó el domingo y se prolongó hasta el lunes.

María Fabicela contó que su nieta de 11 años estuvo a punto de ser arrastrada por la correntada que bajaba por la vía Ecológica.

“Parecía un río que el agua llevaba gran cantidad de piedras de todo tamaño, los tubos de la alcantarilla se reventaron por la gran cantidad de lluvia, todos estuvimos asustados por lo que podía pasar”, dijo.

José Sola, jefe de Mantenimiento de Agua Potable de la zona urbana de la Ep-Emapa, mencionó que el exceso de agua lluvia de los últimos días hizo que el líquido baje en grandes cantidades y provocó que revienten las tuberías con el correspondiente socavamiento de la carretera.

El aguacero dejó en mal estado la vía, con huecos de grandes tamaños y otros de menores dimensiones, que dificultan el paso vehicular.

Patricio Albán, quien vive al final de la parte baja de la vía Ecológica, en el barrio Seminario, contó que el agua lluvia ingresó con fuerza y generó que el cerramiento se vire. Para que no se caiga, él colocó vigas, pero teme que de un momento a otro se vaya al suelo.

Los estragos de la lluvia también se sintieron en el sector de El Carmen, en Loja, donde se reportó el desbordamiento de una quebrada que afectó cinco viviendas. El dique se rompió y generó que el agua y palizada lleguen hasta las viviendas.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) indicó que un aporte de humedad desde la cuenca amazónica provocan condiciones de inestabilidad atmosférica.

“Algunas condiciones se acoplaron en la cuenca amazónica, en la cuenca de Brasil, que generaron amplias áreas de mal tiempo. La semana pasada, la circulación del viento se acopló y favoreció para que todas estas áreas de mal tiempo se desplacen hacia nuestro territorio”, explicó Wladimir Arreaga, analista del Inamhi.

El especialista descartó que esto esté relacionado con el fenómeno La Niña.

Nieve cubrió el Ruco Pichincha y frío se sintió más en Quito

Con un intenso frío y lluvia amanecieron ayer los residentes en la capital ecuatoriana. La temperatura alcanzó los 9 °C y obligó a los quiteños a abrigarse más para evitar contraer algún resfriado.

En medio de ese ambiente frío, el imponente Rucu Pichincha amaneció ayer cubierto de nieve y eso fue visible desde varios puntos de Quito. Y no solo fue la única elevación con cobertura de nieve, otras montañas de los alrededores también estaban con sus cúspides pintadas de blanco.

Durante el día, la temperatura osciló entre 9,2 y los 6 grados centígrados.

La nubosidad que estuvo rondando la capital fue un obstáculo para el ingreso de los rayos solares a la superficie, generando una mayor sensación de frío entre los quiteños.

El lunes pasado, la vía Pifo-Papallacta se cubrió de nieve entre los km 20 y 27, que obligó al cierre de la vía por unas ocho horas debido a los riesgos que representaba a la circulación vehicular.

Y ayer también las elevaciones de Imbabura amanecieron con nieve, un espectáculo que encantó y cautivó a turistas que aprovecharon a fotografiar los volcanes.

Según el Inamhi, la circulación del viento en los distintos niveles de atmósfera transportó humedad y permitió la formación de una capa espesa de nubosidad, evitando el ingreso de radiación solar, lo que provocó bajas temperaturas en varias localidades del país.

La nevada en el sector Papallacta fue provocada por la serie de condiciones antes mencionadas, por proceso de sublimación inversa (paso del agua del estado gaseoso a sólido).

La semana pasada, en el sector Izobamba, en el sur de Quito, se registró la temperatura más baja de la última década a nivel nacional, llegando a 4, 6 grados centígrados, según datos del Inamhi.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí