Compartir

Los resultados son preocupantes. Los conductores profesionales del país no conocen “las normas básicas” para desempeñar su trabajo. Así lo reflejó un estudio desarrollado por el exteniente coronel de la Policía Nacional Juan Zapata, actual secretario de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio de Quito. En ese ejercicio se tomó pruebas a 12.000 conductores a escala nacional. ¿La calificación? 4/20.

Eran, contó a EXPRESO, “preguntas extremadamente básicas, como los límites de velocidad, el mínimo de ranura de espesor de los neumáticos, sus autoridades, el mínimo de alcohol en la sangre… temas elementales que no supieron contestar”.

Estos datos coinciden con la percepción general que obligó al Gobierno a llevar a todos los conductores a una evaluación general. Como publicó ayer EXPRESO, el Gobierno tiene lista la malla curricular. El proceso empezará en mayo.

Zapata mostró con vergüenza las calificaciones que tenían varios choferes profesionales. Por respeto no divulgó su identidad. De las 10 pruebas que escogió al azar, la mayor nota era 4/20. También había otras calificaciones de 0,5/20, 2,5/20 o 3/20. Todos estos conductores tienen licencia tipo E. Es decir, están certificados para manejar buses, camiones o taxis.

“Cuando el 92 % de los accidentes de tránsito está atribuido al factor humano, conductor, peatón o pasajero, el 57 % a la imprudencia y la impericia… esto quiere decir que no hay conductores capacitados”, explicó Zapata.

A sus ojos, la evaluación a los conductores debe tener dos ejes. “Soy un convencido de que los accidentes de tránsito tienen una sola causa: falta de capacitación y concienciación. No es un tema de vías o de vehículos, el problema es el hombre”, sentenció.

El director del Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap), Mario Maldonado, coincide con esta lectura. Este organismo preparó la malla curricular para los cursos de preparación para los conductores, los cuales giran en torno a la educación vial y la prevención. “Pero, sobre todo, dirigido a la concienciación de los choferes del rol que juegan al manejar un vehículo de pasajeros”, dijo a EXPRESO.

Entre tanto, desde la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip) inició ayer en Quito la capacitación de los conductores de las provincias de la sierra norte. La segunda etapa será en Santa Elena, Pastaza y Manabí.

“Ahora estamos en las capacitaciones y estamos cumpliendo con el compromiso que hicimos con las autoridades, con la ciudadanía y con nuestra propia gente”, manifestó a este medio Abel Gómez, presidente de la Fenacotip.

El dirigente mostró su malestar por la actitud de las autoridades de Gobierno. Dijo que, hasta el momento, no les han dicho “sobre qué serán las evaluaciones” que realizará desde mayo la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). Afirmó que ha pedido por escrito mantener una reunión con las autoridades para discutir este tema antes de ser evaluados.

Accidentes

Según los estudios realizados, la primera causa de accidentes de tránsito a escala nacional es la impericia e imprudencia (con un 57 %). Le sigue el manejar bajo los efectos del alcohol (10 %).

Obligación

La Ley de Tránsito y Transporte Terrestre determina la obligatoriedad del Estado de capacitar periódicamente en el tema de seguridad vial a los conductores profesionales a escala nacional.

Compromiso

La dirigencia de la transportación intra e interprovincial se ha comprometido a capacitar a sus choferes y dirigentes de las cooperativas en la actualización permanente de conocimientos de los cooperados. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí