Compartir

Aún no se detalla cuándo se concretarán los 9 mil millones en contratos de inversiones firmados en junio.

Hoy se cumplen dos meses desde que el 15 de junio pasado, en el en el hotel Sheraton de Guayaquil, Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior, en compañía del presidente de la República, Lenín Moreno y otros funcionarios, firmara contratos de inversión por 9.435 millones de dólares para los próximos tres años.

Sin embargo, a parte de las declaraciones hechas ese día y otras referencias superficiales durante las comparecencias de las autoridades en la Asamblea, poco se sabe, hasta la fecha, sobre el detalle de las empresas que firmaron los contratos y, mucho menos, sobre plazos y metas concretas en cuanto a generación de empleo y crecimiento económico.

¿Incertidumbre?
Campana dijo, en aquel evento, que alrededor del 85% de las inversiones provenían del exterior y que eran 114 empresas las dispuestas a invertir en Ecuador. Además, manifestó que se generarían más de 232.000 fuentes de empleo.

Pero, según académicos y analistas como Santiago García, docente de la Universidad Central, ese tipo de declaraciones solo generan incertidumbres porque las autoridades no han transparentado, de forma firme y clara “las empresas, los sectores y, sobre todo, cuántos empleos se van a generar”.

Por su parte, a finales de julio pasado, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, durante una exposición en la comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea y ante el cuestionamiento de varios legisladores, argumentó que se tenía casi listo un cronograma con los impactos, aunque no dio cómo y en qué tiempos se irían concretando las inversiones.

Martínez también se refirió, sin dar mayores explicaciones, que se generarían 60.000 empleos al año gracias a los contratos de inversión firmados por más de 9.000 millones de dólares.

Cuestionamientos 
Eduardo Valencia, expresidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN) y exmiembro del Banco Central, ha sido uno de los más fuertes críticos de la, hasta ahora, poca transparencia y nula concreción de las inversiones gestionadas por el ministro Campana.

Es más, sin desmerecer el dinamismo y el empuje del funcionario, Valencia aseveró que es una especie de “populismo” anunciar la llegada de grandes capitales, pero al mismo tiempo, no presentarle a la ciudadanía una ruta clara, con nombre y apellidos y cifras individuales, de cómo se va a hacer realidad y, más aún, cómo va a afectar la calidad de vida y el empleo.

Se pide transparencia 
Estas concreciones, según la economista Adriana Mendoza, son importantes porque, en primer lugar, generarían confianza e impulsarían que más empresas se interesen en invertir en el país. “El Gobierno de Moreno ha enarbolado la bandera de la transparencia, por eso no hay justificativo para que no se detalle los inversionistas y los montos que cada uno va a aportar al desarrollo de Ecuador”, contó.

También recalcó que no es que se esté poniendo en duda la palabra de las autoridades, sino que parte de las responsabilidades de sus funciones es proporcionar toda la información necesaria para que, tanto ciudadanos como los mismos empresarios, sepan qué esperar de la evolución de la economía y el mercado laboral.

“Decir que se van a generar 60.000 empleos al año, pero no explicar en qué sector y bajo qué parámetros, puede provocar suspicacias sobre la solidez de las inversiones anunciadas. Además, esa cifra daría un aumento total inferior a las 232.000 fuentes de empleo anunciadas por Campana”, añadió.

Tanto Martínez como Campana han defendido que los contratos son acuerdos en firme y qué no hay ninguna posibilidad de que las inversiones no se concreten en los próximos tres años. Sin embargo, este Diario solicitó información al Ministerio de Finanzas sobre un desglose de los contratos firmados, pero respondieron que el único vocero para dar esa información es el Ministerio de Comercio Exterior. En esta dependencia, a su vez, no hemos recibido respuesta al respecto. (Diario La Hora)

Proyecciones del BCE
°  Según el Banco Central del Ecuador (BCE), para mediados de septiembre se publicará la proyección actualizada del crecimiento económico, pero las primeras proyecciones hablan de máximo 1,5% en 2018, y 2% en 2019, a pesar del anuncio de los contratos de inversiones.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí