Compartir
Supercom debe devolver la multa a EXPRESO por “violación” del proceso. Se publicó una glosa contra Refinería del Pacífico.

La huella del exsuperintendente de Comunicación Carlos Ochoa, como verdugo de la libertad de prensa, va difuminándose poco a poco entre decisiones del Gobierno y fallos judiciales, incluso después de su destitución por la Asamblea. A la reforma legislativa presentada esta semana que acaba, directamente, con la Supercom, se le han sumado recientemente sentencias a favor de los medios.

Hace semanas, los tribunales dijeron que no era obligación de los diarios, entre ellos EXPRESO, replicar una nota aparecida en un medio argentino en contra de Guillermo Lasso. Esa ha sido una de las últimas victorias del periodismo ante la arbitraria acción de la Supercom, como también lo ha sido la que cuestionaba un error, rectificado de oficio por el Diario, al publicar que Lasso era presidente de Ecuador, al día siguiente de su elección, en lugar de candidato a presidente. Pero no son las únicas.

La Superintendencia de Comunicación debe devolver a este Diario la multa de casi 42.000 dólares impuesta tras publicarse una nota basada en una glosa de Contraloría contra la Refinería del Pacífico que demostraba un perjuicio al Estado de 29,3 millones de dólares, que daba cuenta de los primeros indicios de la corrupción en el gobierno anterior. Tras la publicación, el entonces vicepresidente Jorge Glas, visiblemente indignado en una sabatina por la difusión de la información y no por la irregularidad detectada por Contraloría, ordenó sancionar al Diario y exigir la rectificación. El gerente de la Refinería ejecutó la orden que llegó con el sello de la Supercom de Ochoa.

EXPRESO no difundió el maquetado bosquejo de rectificación requerido por RDP, primero porque no hay obligación de hacerlo; y segundo porque el gerente de la Refinería del Pacífico pretendía que los valores determinados como glosas supuestamente habían sido “recuperados” con el registro contable de una cuenta por cobrar, que como es obvio ni implica recuperación.

El asunto fue impugnado ante el Tribunal Contencioso Administrativo que ha dado la razón a EXPRESO y que ha sido contundente en cuestionar el proceder de la Supercom por violar el procedimiento y generar indefensión para el medio de comunicación.

“Se aprecia con claridad meridiana la inobservancia a las normas procedimentales establecidas por la propia administración, lo que significa una serie de violaciones dentro del procedimiento administrativo, que ha provocado sin duda alguna indefensión al denunciado”, recoge el fallo del tribunal.

La carencia de formalidades legales ha sido señalada también en la denuncia a EXTRA, Diario de la misma casa que EXPRESO, como un fallo que deja en “indefensión” al medio y por tanto, otra vez el Tribunal Contencioso Administrativo falló esta semana a favor del Diario declarando la nulidad de la sanción de Ochoa por la información sobre la muerte del rector y de la relacionista pública de la Escuela Superior Politécnica del Chimborazo. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí