Compartir

María Fernanda Cabal ha recibido críticas en Colombia por mostrarse radicalmente contraria al acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Está convencida de que la única forma de acabar con el terrorismo y con el narcotráfico es enfrentándolos. La funcionaria, representante a la Cámara por el Centro Democrático (partido del expresidente Álvaro Uribe) y quien ocupará una curul en el Senado a partir del 20 de julio, dialogó vía telefónica con EXPRESO sobre el escenario que rodeó al secuestro y muerte del equipo periodístico ecuatoriano y da algunas sugerencias al régimen.

– ¿Cómo ha visto lo que acaba de ocurrir en Ecuador?

– Lo que está pasando ahora no es nada más que la cosecha de lo que sembró Juan Manuel Santos, con un acuerdo de paz que es un premio a la impunidad. Lo que estamos viendo hoy es que tenemos territorios controlados por los bandidos narcotraficantes que se disfrazan de revolucionarios. Lo que ha pasado con los periodistas ecuatorianos muestra el nivel de barbarie de estos tipos, uno no puede negociar con la barbarie, uno a la barbarie la somete. El uso legítimo de la fuerza es lo que deben hacer los estados para proteger a sus ciudadanos y este presidente (Santos) lo que está haciendo es entregarlo todo, destruyendo la fuerza pública y premiando a bandidos.

– Se informó el despliegue de unidades élite de Colombia y Ecuador, ¿usted cree que esto funcione?

– No, no va a funcionar, por la sencilla razón de que Santos está empeñado con las FARC. Desde hace mucho tiempo ha debido saber que el camino no era permitirle a las FARC, a través de sus fachadas y sus ONG amigas, no fumigar y no controlar la coca. Y es que Colombia viene padeciendo el problema de la coca desde hace más de 40 años, tenemos miles de muertos. Ahora la excusa es que el campesino no tiene que sembrar otra cosa, eso es mentira, los campesinos son sometidos, desplazados o asesinados si no siguen al grupo criminal.

– ¿Cómo llegamos a esto?

– Lo que pasa es que ustedes (Ecuador) también tienen parte de la responsabilidad en el desorden desde Rafael Correa. Correa con su populismo chavista le permitió a Raúl Reyes (guerrillero acusado de terrorismo abatido el 2008 en una operación militar de Colombia en Ecuador) acampar en territorio ecuatoriano, recibieron plata del mono Jojoy (estratega militar de las FARC) para la campaña. Según vídeos, más de 100.000 dólares y tenían un ministro y otro poco de personajes miedosos. Afortunadamente el presidente Lenín Moreno entendió que esa no era la ruta de una sociedad civilizada y va a tener que corregir con un vecino como Colombia que no le va a dar garantías mientras Santos esté en el poder.

– ¿Qué le recomendaría a las autoridades?

– A Ecuador yo le recomendaría que volviera a hacer acuerdos multilaterales para protección de la frontera. Hay muchas cosas que se pueden hacer con la tecnología de los norteamericanos, si se quiere tener una frontera segura. Pero, mientras tengan a Santos y estos generales de Colombia que terminan aplaudiéndole todo a Santos, es muy poco lo que puede hacer Ecuador solo. Tiene que corregir el rumbo.

– ¿Los periodistas ecuatorianos estaban condenados desde el momento del secuestro?

– Estoy por pensar que los llevaron a una trampa, aquí (Colombia) ya nos ha pasado mil veces, les ponen una trampa, que vaya a entrevistar a un cabecilla y allá llegan y los capturan, los torturan y los ajustician, como lo llaman estos bárbaros. Esa es la justicia de ellos. Pero vaya usted y capture a un bárbaro de esos para que le salgan todas las ONG dizque defensoras de los derechos humanos diciendo que hay que respetar las garantías judiciales y que ese señor es una víctima de la persecución de Estado y que seguramente es un patriota que está siendo privado de su libertad.

– ¿Ustedes creen que realmente Guacho es el responsable?

– Hay que escudriñar un poco más. Es una tragedia humanitaria sin precedentes. Ustedes que lo están sufriendo ahora entienden lo que sufrimos nosotros todos los días en Colombia. Mañana Lenín Moreno no puede decir que va a hacer un acuerdo de paz con las FARC porque la gente no se lo va a permitir. La gente quiere justicia, es un clamor de justicia. Yo no sé si fue Guacho o se están inventando, el hecho es que son las FARC y a mi criterio no hay ninguna disidencia.

– ¿Es posible que en Ecuador no nos demos cuenta de la real dimensión de lo que ocurre?

– Creo que las fronteras, como es tan delicada, es por donde sale toda la coca de la región de la cuenca del Putumayo; por todo ese sector baja la coca por los ríos y por la frontera con ustedes. Eso ha sido histórico, toda la fuerza pública lo sabe, los civiles lo saben… Se ha debido hacer un acuerdo binacional de control territorial hace mucho tiempo, por lo menos desde que nos dimos cuenta de que Lenín Moreno empezó a darle la espalda al programa comunista de Correa, pero no ahora. Ya es tarde. No digo que no se haga, ojalá se hiciera en todos los territorios, pero si usted ve lo que pasa más arriba del Pacífico hacia Tumaco, eso es territorio criminal, una guerra entre bandidos, la población civil y el Estado colombiano y bandidos que usan a campesinos como parapeto. Si usted se va a la frontera con Venezuela, el Catatumbo está perdido a manos del ELN y revivió el EPL. Por Dios, la anarquía que se vive en Colombia no la vivíamos desde hace muchos años.

– Acá hemos tenido algunas explosiones como advertencia…

– Mientras haya coca, habrá crimen. Hace pocos días asesinaron a ocho policías en la zona del Urabá, en el norte de Colombia, ocho policías a los que les pusieron una bomba. ¿Dónde está la Inteligencia colombiana? En la época de Uribe había cuatro millones de personas informantes con un teléfono, ahora no hay nada, absolutamente nada.

– ¿Ecuador está en condiciones de enfrentarlos?

– Enfrentar la barbarie siempre te va a dar algún tipo de pérdida. Siempre que están enfrentando criminalidad mafiosa hay algo que perder, perdemos parte de nuestra libertad, hay más control, hay más policías en las calles, más restricción, hay que hacer leyes restrictivas, pero eso es a cambio de la tranquilidad y de la supervivencia de la sociedad. Si ustedes permiten lo que estos bandidos hacen, es dejarlos llegar al poder disfrazándose de revolucionarios y enviciando a la juventud. O se enfrentan con firmeza cueste lo que cueste o ustedes en quince años no tienen país.

– En nuestro país se preguntan qué pasó, si negoció o no, hay muchas dudas…

– Si querían secuestrarlos es porque necesitaban una suma de dinero del Gobierno del Ecuador que es lo que ellos usualmente hacen, presionar gobiernos para que les den un dinero y buscan un intermediario para que se los lleve. ¿Pero será que era por eso? No lo sabremos hasta que la investigación arroje otras luces. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí