Compartir

La Jueza aceptó la Acción de Protección de Teleamazonas y pidió al titular de la Supercom disculparse con la televisora.

La jueza Lucila Gómez aceptó la Acción de Protección de Teleamazonas en contra del titular de la Superintendencia de Información y Comunicación (Supercom), Carlos Ochoa, y ordenó que él ofrezca disculpas en el plazo de 72 horas. También dejó sin efecto la sanción. La Supercom apeló; sin embargo, en materia constitucional este pedido no suspende los efectos de la sentencia.

La magistrada no acogió los argumentos expuestos por los abogados de Teleamazonas, en el sentido de que el derecho constitucional violado fue el de ser juzgado por jueces imparciales porque Ochoa no es juez, sino el de presunción de inocencia.

La argumentación de Teleamazonas, de todos modos, tocó puntos similares a los analizados de oficio por la jueza. El abogado David Ortiz sostuvo que la Supercom violó su derecho al debido proceso, particularmente el de obtener resoluciones de autoridades imparciales. También aseveró que la imparcialidad consiste en “ser juzgado por una persona desinteresada y ajena a la controversia”.

En ese sentido, alertó que la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, obligatoria para Ecuador, ha establecido que la imparcialidad también implica que quien resuelva “no tenga interés directo, posición tomada, interés personal o institucional en la causa”, cuestión que a su criterio no se da en el caso de Carlos Ochoa, quien es el afectado y suscribe la sanción a Teleamazonas, consistente en el 10% de la facturación de los últimos 3 meses.

Defensa de la Supercom 
Por parte de la Supercom actuó la abogada Elsa Quispe, quien argumentó que es facultad del superintendente iniciar procesos de oficio y emitir las resoluciones administrativas. En una vehemente intervención manifestó que no se atendió a la réplica solicitada por Ochoa tras las aseveraciones de la asambleísta Lourdes Cuesta, supuestamente atentatorias a la reputación de la Superintendencia.

Esa supuesta negativa a la réplica motivó a la sanción contra la televisora. En ese sentido, la jurista afirmó que por ser el Superintendente una autoridad administrativa no está obligado al estándar de imparcialidad que si deben tener los jueces.

Quispe, al enterarse de la sentencia, manifestó que el superintendente es “respetuoso de la Ley”, por lo cual cumplirá con la medida de reparación ordenada por la jueza Gómez, de ofrecer disculpas, aunque como institución no están de acuerdo con la decisión y han decidido apelarla. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí