Compartir

Funcionaria de la OPS habla de los retos pendientes en salud que tiene Ecuador. 

En América Latina y el Caribe el 30% de la población no tiene acceso a la atención de salud por motivos económicos y el 21% no busca atención debido a barreras geográficas, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Amalia Del Riego, jefa de la Unidad de Servicios y Acceso de ese organismo internacional, en una entrevista con diario La Hora, se refirió a los retos pendientes en Ecuador y la región en esta materia.

¿Qué se requiere para apuntar hacia una salud universal?
Para poder hablar de salud universal, hay que tener un abordaje intersectorial, con mucha participación de los distintos actores, hay que incluir a la sociedad civil, a los diferentes grupos que tienen necesidades específicas y diferenciadas. El reto es cómo se articulan esas fuerzas en movimientos sociales que puedan dar cuenta de los cambios necesarios para permitir avances.

¿Cuáles son los principales problemas que se tienen?
Desafortunadamente persisten las grandes inequidades y por muchísimas razones los sistemas de salud no han logrado las transformaciones necesarias para dar cuenta de los retos que impone ahora ese nuevo contexto social y de salud.

¿Dónde se necesita una mayor incidencia?
Se requiere una mayor incidencia en las zonas rurales, en la zona urbana, se requiere un mayor acceso de la población a los servicios de salud y a otros servicios que son importantes y que tienen que ver con los determinantes sociales de la salud.

¿Cómo evalúa la OPS a la evolución que ha tenido Ecuador en este tema?
El país respecto a América Latina, y sobre todo en la región de las Américas, yo creo que ha tenido grandes logros. Un gran logro es que la Constitución reconoce la salud como un derecho, eso no es reconocido en todos los países.

Desde este año, en el país se implementa el ‘médico del barrio’, ¿cómo ve esa iniciativa?
Es una propuesta excelente. La verdad es que en la medida en que los sistemas de salud pueden acercar los servicios a la población, esa es una intervención que, definitivamente, rompe muchas barreras de acceso.

¿Servirá para disminuir problemas como la desnutrición infantil?
La desnutrición crónica tiene unos factores sociales asociados muy importantes, está muy relacionada con la pobreza, es decir, está muy relacionada con el acceso a alimentos saludables y no solamente con el acceso a servicios de salud.

Entonces, ¿qué se debe hacer?
Por supuesto que los servicios de salud juegan un rol importante, pero se requiere un abordaje de la desnutrición crónica que implique políticas públicas que aborden los problemas relacionados, que tienen que ver con la pobreza y con los mecanismos de protección social.

Medidas como gravar con más impuestos a los snacks, ¿han servido de algo?
Esa es una medida que implementan los países de la región y de la cual hay evidencia que, por supuesto, disminuye el consumo de alimentos que no son saludables.

En Ecuador actualmente se destina el 3% del Producto Interno Bruto (PIB) a la salud, ¿qué recomienda la OPS?
La OPS recomienda establecer el 6% del PIB para salud. Ese sería como la referencia de la región, porque está demostrado que los países que no logran aumentar la inversión pública en salud hasta ese nivel es muy difícil que puedan transitar hacia el acceso y la cobertura universal.

¿Ya hay países que cumplen con ese porcentaje?
Hay cinco países de la región que cumplen con ese porcentaje: Canadá, Estados Unidos, Uruguay y otros dos. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí