Compartir

Los usuarios pueden retirar o transferir lo depositado. Esto es parte de la Ley de reactivación económica.  

Una vez que ingrese al Registro Oficial la Ley de Reactivación de la Economía, el Banco Central del Ecuador (BCE) deberá dejar de abrir cuentas de dinero electrónico. Para algunos de los usuarios que ya tienen cuentas en el sistema, el uso futuro de las mismas parece no estar claro.

La aprobación de la Ley de Reactivación dispone el traspaso de ese sistema de pagos al sistema financiero privado, que será el único autorizado para manejar medios de pago electrónicos. Con esto, el BCE solo se encargará de la supervisión del sistema.

A usuarios como Ramiro Donoso, por ejemplo, le preocupa perder los fondos que mantiene en la cuenta y considera retirarlos en los siguientes días. “No uso mucho la cuenta de mi celular, tampoco es que tengo mucho dinero guardado. Pero puedo retirar los fondos y abrir de nuevo la cuenta luego, mientras se hace el traspaso”, comenta.

Otros usuarios como Gabriela Beltrán se cuestionan a quién recurrir en caso de necesitar asesoría o respaldo por cualquier inconveniente que podría presentarse en el sistema de dinero electrónico.

Al respecto, el BCE emitió un comunicado en el que garantiza el normal funcionamiento de las cuentas existentes y la validez de todas las transacciones que se realicen con este medio de pago.

En cuando a los usuarios, la entidad estatal indicó podrán decidir cómo gestionar los recursos de sus cuentas conforme a las facultades que establezca la Junta Política de Regulación Monetaria y Financiera.

Para ello tienen tres opciones: descargar el dinero y hacerlo efectivo, consumir el dinero con compras en diversos locales que aceptan este medio de pago, o transferir su dinero a la entidad financiera que sea de su preferencia.

Todavía no hay un acuerdo en torno a las tarifas que la banca privada y las cooperativas de ahorro cobrarán por estos servicios. Pero el Gobierno explicó que las tarifas por el manejo del dinero electrónico en el sistema financiero privado no deberán ser mayores a las que cobraba el BCE.

Las metas del dinero electrónico
Actualmente existe un total de 406.724 cuentas de dinero electrónico abiertas. Estas no quedarán inhabilitadas, sino que pasarán a las cooperativas o entidades financieras que los clientes elijan, aunque aún no se ha definido cómo será el traspaso de esas cuentas, que acumulaban un saldo total de 8,9 millones de dólares hasta el 22 de diciembre pasado.

EL DATO
Un total de 8,9 millones de dólares y 406.724 cuentas de dinero electrónico deben pasar del Banco Central al sistema financiero privado.
El sistema de dinero electrónico generó gran controversia en el pasado debido al respaldo físico de lo que en su momento se consideró podría convertirse en una moneda digital que compita con el dólar.

El esquema de dinero electrónico fue presentado en diciembre de 2014. Entonces se planteó que hasta cerrar 2015 con 500.000 cuentas activas y un manejo de 10 millones de dólares en moneda virtual. La realidad fue distinta: al 31 de diciembre de ese año, el total de usuarios registrados fue de 53.894, menos de un 11% de la meta. Estos usuarios registraron 368.531 transacciones y el total de dinero fue de 175.304 dólares, esto equivale a menos de 2% del objetivo.

En 2016, el BCE se valió de varias estrategias para sacar adelante un proyecto cuestionado bajo el argumento de que pondría en riesgo la dolarización en Ecuador. Ese año, el entonces gerente del BCE, Diego Martínez, prefirió no hablar de metas.

En 2016 se cambió la entidad y se comenzó a promocionar el uso del sistema con el nombre de ‘Efectivo’ y, a noviembre de 2016, 490 funcionarios públicos recibieron su salario con dinero electrónico. Este pago fue solicitado de manera voluntaria, lo que representaba el 0,17% del total de cuentas abiertas ese momento. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí