Compartir

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo contratará las empresas que auditen los proyectos.

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez García, y Arnaud Peral, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Ecuador, firmaron un acuerdo para que las Naciones Unidas contrate empresas que auditarán cinco proyectos emblemáticos en el área de hidrocarburo.

Los proyectos que serán evaluados son la refinería Esmeraldas, la Planta de Licuefacción de GLP de Bajo Alto, la terminal de despacho, recepción y almacenamiento de GLP de Monteverde, el poliducto Pascuales-Cuenca y la refinería del Pacífico.

El objetivo de esta investigación es contar con un criterio técnico especializado e internacional que, de manera imparcial, determine la situación actual de los proyectos y, de ser el caso, las medidas que se deberán tomar, así como la estimación de los costos de reparación. Se prevé que los informes de esta evaluación técnica internacional estén listos en 150 días.

El Acuerdo fue suscrito por el ministro de Hidrocarburos, el representante del PNUD, y el gerente general de EP Petroecuador, Carlos Tejada.

“A través del Ministerio de Hidrocarburos y Petroecuador ha identificado la necesidad de fortalecer la gestión técnica y financiera de cinco proyectos hidrocarburíferos”, comentó Pérez.

Los antecedentes
En agosto pasado, para resolver los problemas registrados en la infraestructura del sector petrolero, el Gobierno anunció que se realizará una auditoría internacional a fin de que revise los términos técnicos y financieros de varios proyectos.

De acuerdo con un informe difundido por el Ministerio de Hidrocarburos el 15 de ese mes, cinco proyectos evidenciaron problemas de diversa índole, que afectan a su operatividad.

El que más ha sonado desde la presentación del informe es el de la refinería Esmeraldas, pero también presenta daños el Poliducto Pascuales Cuenca, construido por la brasileña Odebrecht, cuyo presupuesto final aumentó en 183 millones, pasando de 440 millones de dólares a 623 millones, según cifras oficiales.

Esta obra tiene problemas constructivos, la infraestructura no opera a la capacidad de diseño, hay un deterioro prematuro de la planta, no funciona el sistema automatizado para el despacho de combustibles y también existen problemas legales en la ejecución.

El siguiente en la lista es Monteverde- El Chorrillo, en Santa Elena y Guayas, que fue inaugurado en junio de 2014. Esta obra terminó costando 182,6 millones más que el valor inicial y se pagó un total de 606,7 millones. Se ha dicho que falta la instalación del sistema de protección catódica de muelle, lo que provoca corrosión progresiva de pilotes. Además, que el atraque de buques de importación de propano y butano, están afectando a la integridad del muelle por omisiones en el diseño.

La planta de licuefacción de gas natural de Bajo Alto, inaugurada en 2011 en El Oro también será intervenida. Su costo final fue de 85 millones de dólares, 30 millones más a lo inicialmente previsto. Entre 2015 y 2016 esta infraestructura sufrió varias paralizaciones, producto de fallas en la infraestructura, equipos y suministro de energía, por mencionar algunos. (Diario La Hora)

FRASE

Se ha contactado al PNUD con el fin de adelantar la contratación ágil, competitiva y transparente de una evaluación técnica conducida por empresas internacionales especializadas”. Carlos Pérez García Ministro de Hidrocarburos. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí