Compartir

Para las 14H30 de este 6 de noviembre de 2018, estaba previsto que la asambleísta Sofía Espín rinda su versión en la Fiscalía, dentro de la investigación que se le realiza tras su visita a la exagente de Inteligencia, Diana Falcón, procesada por asociación ilícita y secuestro al activista político Fernando Balda. Pero la legisladora no asistió y, a través de su abogado, pidió diferir la diligencia.

Luis Molina, defensa de Espín, explicó brevemente la razón. “Vinimos a presentar una solicitud de segundo señalamiento para que rinda versión; existían compromisos internacionales en su calidad de asambleísta que debía cumplirlos, y que fueron establecidos con anterioridad a la indagación previa”.

Se trata de una agenda legislativa por varios países de América, según conoció extraoficialmente Ecuavisa. Espín retornaría al país la próxima semana.

La visita de la parlamentaria correísta a la exagente Falcón, el 24 de septiembe de 2018, desató críticas de sus pares de la oposición, y abrió al menos dos frentes: Fiscalía investiga el hecho tras la denuncia de Diego Chimbo, abogado de la procesada, quien alega intento de presión a la acusada para que cambie su versión a favor del expresidente Rafael Correa, otro de los procesados en el caso, a cambio de beneficios como protección de organismos internacionales y asilo en Bélgica.

En la Asamblea, en cambio, enfrenta una eventual destitución, de acuerdo con lo recomendado en el informe de la comisión multipartidista, que se conformó para investigar el accionar de Espín. La titular del Legislativo, Elizabeth Cabezas, decidió convocar al pleno, a las 16H00 del próximo 8 de noviembre, para resolver el futuro de la asambleísta.

Este 7 de noviembre de 2018 se desarrollará la diligencia, en la que la jueza Daniella Camacho dará a conocer si los cuatro procesados por el secuestro a Fernando Balda son llamados a juicio o no. (Ecuavisa)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí