Compartir

Redacción, QUITO

Hoy estaba previsto el juicio en contra del exconsejero de Participación David Rosero, el expresidente de la Unión Nacional de Educadores de Imbabura Jaime Villacís y Mario Landeta. Ellos fueron acusados de ataque y resistencia por los hechos registrados en 2015.

Sin embargo, antes de instalar la sesión, la defensa de David Rosero señaló que no se puede enjuiciar al exconsejero de Participación porque está inscrito como candidato para el Consejo de Participación.

Con un documento del Consejo Nacional Electoral (CNE), el abogado Carlos Poveda, explicó que el Código de la Democracia impide continuar con un juicio. De acuerdo con el artículo 108 inciso 3, establece que “los candidatos no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento de la calificación hasta la proclamación de resultados, ni enjuiciados, salvo los casos de delito flagrante, delitos sexuales, violencia de género e intrafamiliar”.

Frente a este hecho, la fiscal general subrogante, Ruth Palacios, indicó que para que no exista nulidad del proceso se debe tener en consideración esa norma.

Por lo que, el Tribunal, presidido por el juez Marco Rodríguez, deliberó y resolvió acatarse a la norma que, al no existir delito flagrante, no continuará el juicio por el fuero de corte que se extiende a los otros dos procesados.

“Vamos a demostrar la inocencia, la ilegalidad y la arbitrariedad que cometió el Gobierno de esa época”, anunció el expresidente de la UNE de Imbabura en cuanto al traspaso de los fondos del Magisterio al BIESS y la detención ilegal de los tres funcionarios.

Refiriéndose a los más de 1.400 casos de persecución de la Mesa de la Verdad y la Justicia del Consejo de la Judicatura, el exconsejero de Participación indicó que lo sucedido no fue sólo en su contra, sino que forma parte de “una acción sistemática en contra del pueblo ecuatoriano”. “La Fiscalía es la que debe probar lo que acusa”, añadió.

En 2015 el expresidente Rafael Correa intervino indebidamente más de 400 millones de dólares de los ahorros de maestros del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME). Posteriormente, la administración de este magisterio fue cedida al BIESS por la Superintendencia de Bancos.

En mayo del mismo año, la Fiscalía y agentes policiales ingresaron a la fuerza a la UNE Imbabura, agredieron a maestros y detuvieron a David Rosero,  Jaime Villacís, y Mario Landeta. Los aprehendidos fueron acusados del supuesto delito de ‘ataque o resistencia’ por el ex Fiscal General Galo Chiriboga y la ex Fiscal Cecilia Armas.

David Rosero habría denunciado anteriormente la corrupción y los concursos irregulares para imponer autoridades sin transparencia, realizados por una mayoría del primer Consejo de Participación Ciudadana, mismas autoridades que actualmente han sido cesadas por el Consejo de Participación Transitorio. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí