Compartir

La Constitución del 2008 ordenó a la Asamblea Nacional la aprobación de una docena de leyes que fueron consideradas por el Gobierno de Rafael Correa como primordiales para el desarrollo del país. A pesar de que la norma constitucional otorgó un año de plazo para la aprobación de la nueva normativa, los asambleístas se demoraron hasta siete años en aprobarlas.

Las leyes ordenadas desde Montecristi tenían que ver con lo penal, sector público, recursos hídricos, la participación ciudadana, la descentralización, entre otros temas (ver infografía).

Ahora estas mismas leyes son objeto de observaciones por parte de varios sectores políticos, incluido el oficialismo, los cuales han presentado reformas para su trámite en la Asamblea Nacional.

Una de estas es el Código Orgánico Integral Penal (COIP), que fue aprobado en diciembre de 2013 y puesto en vigencia el 10 de agosto de 2014. En su corta vida, es una de las que han provocado más pedidos de reforma, exactamente 37 proyectos que revisan un gran porcentaje de la normativa.

No es la única. La Ley de Comunicación, el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial y Descentralización (Cootad), la Ley de Educación Superior, la Ley Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe en 2011, la Ley de Recursos Hídricos, tienen propuestas de reforma.

¿A qué se deben los cambios? Asambleístas de diferentes bancadas legislativas dijeron a EXPRESO que esto se debe a la improvisación y la imposición con que la mayoría oficialista aprobaba cada normativa. A sus ojos, nunca fueron tomados en cuenta los criterios de otros sectores, además de que se buscó hacer las leyes “a medida “ de lo que necesitaba el Gobierno.

“Se hicieron leyes a la medida del momento para hacer todo lo que querían, para perseguir a gente, para meter la mano a los contratos, para hacer de la economía de los ecuatorianos una economía para un grupúsculo de los nuevos ricos”, dijo a EXPRESO el asambleísta del Bloque de Integración Nacional (BIN) Eliseo Azuero.

Criterio que es compartido por el legislador de CREO Fernando Flores. A sus ojos, las leyes establecidas por la Constitución no se “armaron” para desarrollar la norma constitucional, sino que se las elaboró en concordancia de quien estaba al frente del Gobierno, es decir de Rafael Correa.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Justicia, Marcela Aguiñaga, en diálogo con los medios, defendió el trabajo legislativo. Explicó que en el caso del COIP, que ha recibido varios pedidos de reforma, esto era de esperarse.

Explicó que la normativa es perfectible y puede ser objeto de cambios y ajustes, debido a su “complejidad” y por la dinámica existente, en donde se generan nuevas formas de delitos. Al momento, la comisión debate los proyectos de reforma para elaborar el informe.

Ante la Corte

Se objeta su constitucio-nalidad

Las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional no solo tienen pedidos de reforma, también han sido cuestionadas por su constitucionalidad.

Organizaciones sociales y políticas han presentado en la Corte Constitucional (CC) demandas de inconstitucionalidad por el fondo y la forma de algunas de las normas aprobadas.

Sin embargo, hasta el momento no hay un pronunciamiento del organismo constitucional sobre estos pedidos.

Voces

Eliseo Azuero, asambleísta de la Bancada de Integración Nacional

Es evidente que Correa con su metida de manos en todas las funciones del Estado hizo todo para que le favorezca en esta trama de apropiarse de todo y para eso hizo leyes a su medida.

René Yandún, asambleísta de Izquierda Democrática

Los problemas en las leyes nacen desde la concepción misma de la Constitución elaborada en Montecristi, la cual se hizo a la medida ideológica del expresidente Rafael Correa.

Franco Romero, asambleísta independiente

Se hicieron leyes apresuradamente, irresponsablemente y a la medida de las necesidades y las exigencias del (ex) presidente Rafael Correa. Por eso ahora hay que incurrir en tantas reformas. (Diario Expreso)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí