Compartir

Después de una semana de conocida la anulación de ordenanzas por un ‘error involuntario’ del Concejo Municipal de Ambato, el tema nuevamente volvió al debate la mañana de ayer.

Esta vez su tratamiento constó en el quinto punto del orden del día, pues desde la Alcaldía se remitió el proyecto de ‘Reforma a la Ordenanza Derogatoria para la Depuración de la normativa cantonal del GAD Municipalidad de Ambato’, para su aprobación en primer debate.

Con este proyecto se busca devolverle la vigencia a los cuerpos legales que fueron eliminados sin que se dieran cuenta que eran totalmente aplicables en la administración municipal actual.

La semana anterior este error de omisión de los concejales fue puesto en conocimiento del pleno y ahí se indicó que fueron cuatro las ordenanzas que no debían haberse derogado, pero pasados los días se definieron que fueron nueve.

¿Qué sucedió?

La concejal, Salomé Marín, manifestó que la derogación de las ordenanza no fue una propuesta del Concejo Municipal, sino que fue el resultado de una consultoría que sugirió dejar sin efecto a 668 normativas que ya no tenían vigencia, según el análisis.

El resultado de este trabajo pasó a la Secretaría del Concejo y posterior llegó a la Vicealcaldía, desde este lugar se emitió a las direcciones un oficio con el que se solicitó a los directores departamentales que analicen los cuerpos legales que iban a ser invalidados, para que no se quedaran sin piso legal en el ejercicio de sus funciones.

La vicealcaldesa y concejal, María Fernanda Naranjo, explicó que se hicieron varias insistencias para que los titulares de cada dirección respondieran al pedido, sin embargo, dijo que no todos lo hicieron a tiempo.

Después de este proceso, la propuesta volvió al Concejo y fue remitida a la Comisión de Legislación, ahí se cumplió con la socialización del proyecto y nuevamente volvió al pleno, donde finalmente se aprobó la derogación de todo el paquete de ordenanzas.

Debate

Con 10 votos a favor, uno en blanco, uno en contra y dos ausencias, la mañana de ayer se aprobó en primer debate el proyecto presentado por la Alcaldía y fue remitido a la Comisión de Legislación, para que se analice la propuesta y se defina la validez que volverán a tener los cuerpos legales.

“Se ha cometido un error terrible por parte del Concejo Municipal al aprobar una ordenanza sin tomar en cuenta que existían ordenanzas que deberían estar siendo aplicadas en este momento”, señaló la edil Irene López.

Mientras que el alcalde, Luis Amoroso, manifestó que todo el Concejo es responsable de las acciones y omisiones, al igual que los funcionarios que pudieron haber causado una mala asesoría.

“Recuerdo que cuando la consultoría terminó el trabajo se convocó a una sesión de Concejo para tratar este tema y asistieron solo tres señores concejales, entonces establezcamos nuestra propia responsabilidad”, añadió Amoroso. (Diario La Hora)

Ordenanzas que buscan ser puestas en vigencia:

Ordenanza general que regula el tránsito, transporte terrestre de Ambato.

Ordenanza que regula el tránsito al interior de la ciudad de Ambato en los vehículos intercantonal de pasajeros provenientes der sur y del oriente y el uso y ocupación del área de transferencia junto al mercado América.

Ordenanza sustitutiva que regula la operación y administración del Terminal de Transporte Público de Ingahurco.

Ordenanza que regula el tránsito en funcionamiento.

Ordenanza que regula las labores de control operativo del tránsito, transporte terrestre y seguridad vial de Ambato por parte de los agentes de tránsito.

Ordenanza de procedimientos administrativos de regularización del servicio de taxis de las parroquias rurales.

Ordenanza de cementerios.

Ordenanza que regula y controla los bienes de uso público.

Ordenanza que regula el funcionamiento de plazas y mercados y centros populares.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí