Compartir

Se ha vuelto cotidiano conducir una motocicleta o un carro con el celular en las manos, causa principal de accidentes de tránsito en 2017 según datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

En Tungurahua hasta noviembre se contabilizó 78 fallecidos en las carreteras, cifra que posiciona a la provincia en octavo lugar a nivel nacional con mayor número de muertos en las vías, la primera es Guayas con 412 fallecidos, seguida de Pichincha con 342 y Los Ríos con 161.

La segunda causa más frecuente es el exceso de velocidad, la tercera los cambios bruscos de carril y la cuarta no mantener la distancia prudencial con respecto al vehículo antecesor.

Sanciones

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), el conductor que utilice el teléfono celular mientras conduce y no haga uso del dispositivo de manos libres, será sancionado con multa equivalente al 10% de un salario básico unificado y reducción de tres puntos en su licencia de conducir.

Mientras tanto, conducir a exceso de velocidad es considerada como una contravención de primera clase, lo cual conlleva una multa de un salario básico unificado, diez puntos menos en su licencia de conducir y pena privativa de libertad de tres días.

Controles

La ANT conjuntamente con la Policía Nacional y las Direcciones de Tránsito Municipales, ejecutarán durante este año un plan operativo con el objetivo de disminuir las muertes en las vías en un 50% hasta el 2020.

DATO 
A nivel nacional hasta noviembre del 2017 el número de fallecidos fue de 1.935.

Diego Barclay, jefe de tránsito de la Subzona Tungurahua, manifestó que es muy frecuente observar a personas con el teléfono mientras manejan su vehículo y motorizados con el celular en los cascos.

“La gente debe concientizar y ser más responsable, es por su propia seguridad, mirar el teléfono en la carretera puede jugarnos una mala pasada”, afirmó.

Opiniones

Para Vicente Escobar, chofer profesional, manejar con el teléfono en las manos es muy común actualmente, pues parece inofensivo, “muchos revisamos el teléfono mientras cambia el semáforo o mientras nos detenemos en el tráfico y no nos damos cuenta de lo que podría ocasionar”, dijo Escobar.

Carlos Tibán, manifestó que es casi inevitable dejar de prestarle atención al celular en la carretera, pues es un medio que se ha vuelto necesario para todo el mundo. “Es verdad que debemos ir atentos, pero por muchos factores al menos por un momento tomamos el teléfono aunque sea para ver la hora”, indicó. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí