Compartir

227 atropellos se han contabilizado en este año en toda la provincia, producto de esto, 17 personas perdieron la vida casi de manera instantánea, mientras que en otros casos las víctimas fallecieron en la cama de un hospital.

En el 2016 en cambio la cifra por este tipo de siniestros cerró con 258 atropellos y 14 fallecidos, es decir, en el 2017 se redujo el número de accidentes, sin embargo, la cifra de víctimas es mayor. Esto en base a estadísticas proporcionadas por la Jefatura de Tránsito de la Subzona de Policía de Tungurahua y la Dirección de Tránsito, Transporte y Movilidad del Municipio de Ambato (DTTM).

En las estadísticas que maneja la Policía se evidencia que el atropello ocupa el segundo lugar en la lista de accidentes, únicamente por debajo de los estrellamientos en los que se reportaron 43 hechos, pero con tres víctimas mortales.

Las causas que provocaron estos siniestros están liderados por la impericia e imprudencia del conductor, seguida por la imprudencia del peatón, causas desconocidas, estado de embriaguez, exceso de velocidad y por último está por la presencia de animales en la vía.

Mientras que de acuerdo a los datos facilitados por la DTTM, en este año existe una reducción del 9% de atropellos en Ambato, cantón donde los procedimientos son tomados por los agentes de Tránsito.

De enero a noviembre del 2016 se dieron 201 accidentes y en el mismo periodo de este año se han sumado 185 hechos lamentables.

EL DATO 
La mayor parte de conductores responsables de las muertes han huido después de los atropellos.
Problema

Diego Barclay, jefe de Tránsito de la Policía, explicó que en lo concerniente a la provincia uno de los puntos negros que se tienen en cuenta es en la recta de Cunchibamba donde a pesar de la existencia de semáforos se siguen registrando muertes.
“En este tramo hay conductores que por la característica de la carretera circulan a grandes velocidades, situación a la que también se suma la imprudencia de los peatones, por ello apelamos a la concientización ciudadana para que asuma la responsabilidad vial que tiene y colaboren con el trabajo policial”, expresó.

María Gutiérrez, moradora de Cunchibamba, indicó que el cruzar de un lado a otro de la vía se ha convertido en un verdadero reto por la gran cantidad de vehículos que aumentan en los días de feriado, “nosotros debemos estar corriendo para ganarles a los carros y poder cruzar”, manifestó.

Mientras que Juan Pineda, quien circula regularmente por el Paso Lateral de Ambato, sitio donde también hay accidentes frecuentes, dijo que en varias ocasiones ha visto que son las mismas personas las que se exponen.

“Debemos como peatones también ser cuidadosos, porque hay personas que cruzan y me imagino que los conductores por más que quieran no van a poder frenar a tiempo”, comentó. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí