Compartir

Debido a los altos costos que representa cubrir el servicio que presta la Empresa Pública Municipal para la Gestión Integral de Desechos Sólidos del cantón Ambato (EPM-Gidsa), durante varios años atravesó problemas económicos que se han ido superando.

Así lo explicó Mauricio Carranza, gerente en la entidad, quien dijo que para sobrellevar la crisis que atravesaron tuvieron que reducir gastos e incluso lograron adquirir insumos y servicios en un costo menor al que manejaba la anterior administración.

Entre las reducciones está el pago de lubricantes para lo cual actualmente se destina 23 mil dólares, mientras que anteriormente el presupuesto era de 47 mil dólares para la misma cantidad y calidad del producto.

A esto se suma también la reducción de personal, pues anteriormente existían 210 trabajadores y ahora son 175, con este número se manifestó que incluso se supera el total de toneladas recolectadas de basura al mes.

Propuesta

Con el objetivo de que la Empresa Pública sea autosustentable, la Comisión de Higiene y Medio Ambiente liderada por la concejal Aracely Pérez, propuso que exista una alza en la tasa por recolección de desechos hospitalarios e industriales.

Es así que la mañana de ayer en sesión de Concejo se debatió los valores que deberán cancelar las industrias una vez que sea aprobada, cuyo monto se estableció en 18 centavos el kilogramo y en 18 dólares la tonelada.

Frente a esto, Gonzalo Callejas, presidente Asociación de Curtiembres, solicitó hacer uso de la silla vacía para pedir que se analicen los valores puesto que según explicó, están atravesando por una situación crítica que no les permitiría pagar lo que se estableció.

EL DATO
​11.878 mensuales le cuesta a la EPM-Gidsa tratar la basura proveniente de las industrias. 
Ante este pedido, Luis Amoroso, alcalde del cantón, mocionó que el alza sea transitoria hasta que se alcance el punto de equilibrio, esto quiere decir según lo acordado, que el incremento se vaya aplicando anualmente.
Es así que desde el 2018 el monto que deberán pagar por kilogramo es de 9 centavos, en el siguiente serán 12 centavos hasta que finalmente en el 2021 se llegue a la tasa establecida de 18 centavos.

El valor establecido para el sector industrial se basa en los montos que la EPM-Gidsa invierte en el tratamiento de la basura, pues según los datos expuestos en el debate, anualmente requieren de 142 mil dólares para dar tratamiento a 6.322 toneladas que provienen de ese sector.

Con la tarifa sugerida de 18 dólares la tonelada, al mes se cobraría de todas las industrias catastradas 9.482 dólares, dando como resultado al final del año un total de 113.784, cifra con la que aún no se cubre el costo de inversión según lo expuesto. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí