Compartir

Entre las caretas y monigotes más vendidos figuran Rafael Correa, Jorge Glass, Lenín Moreno y Guillermo Lasso.

El año está a punto de terminar y el ‘más buscado’ es Jorge Glas, pues en la hoguera de año viejo le tienen puesto preferencial.

Correa, Moreno y Lasso no se quedan atrás, sus monigotes y caretas se venden tan rápido que muchos no las podrán comprar.

Monigotes y caretas llenan de color las esquinas de la ciudad y los más vendidos son los políticos, quienes en el fuego arderán hoy a media noche, representando todo lo malo que ha sucedido en el país durante el 2017.

Caretas

Los artesanos que se dedican a realizar las caretas se han perdido manifiesta Isabel Morales, quien se ha dedicado a la elaboración de este objeto tradicional por más de 40 años, según comenta, el proceso para elaborarlas empieza desde abril, pues el secado de las máscaras cuando apenas están tomando forma es lo más delicado del proceso, mismo que debe hacerse con paciencia y cariño.

Para esta mujer, en este año se han vendido sumamente rápido las caretas de Glas, Correa y Moreno, “tenía un montón como de 200 caretas del expresidente, se me terminaron, tuve que mandar a traer más”, indicó.

Las máscaras hechas a base de papel, cartón, engrudo y pintura, cuestan desde dos hasta 15 dólares, dependiendo los acabados y las texturas.

Entre los personajes más vendidos están también la de personajes típicos, entre ellos el Chavo del 8, superhéroes y personajes infantiles.

Marian Sánchez, dueña del local comercial repostería fina, manifestó que las caretas que se venden en su negocio las trae de Quito, “los precios han variado por el alza de algunos materiales como la pintura”, aseguró.

Sánchez vende caretas por más de 40 años y no solo de cartón, sino también otras hechas de plástico desde 50 centavos.

Compradores

Las calles más concurridas como Atahualpa, Bolivariana, Cevallos, Los Atis entre otras, se han convertido en los lugares preferenciales para los compradores, quienes acuden en busca del mejor precio y el mejor diseño.

EL DATO
Las caretas cuestan desde dos dólares hasta 15 dólares.
Aníbal Landa, junto a su familia decidió quemar para este año a un monigote de Jorge Glas, “es para que todo lo malo se vaya, para que todo venga con nuevas energías” manifestó.

Klever Pico compró un monigote de más de dos metros de altura del exvicepresidente de la República en 100 dólares para la empresa en donde trabaja, según contó, buscó en varios lugares el más parecido para llevárselo. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí