Compartir

Luego del incidente suscitado en Quito, el pasado sábado cuando se dio la explosión de cilindros de gas en un restaurante provocando la muerte de dos personas y 11 heridos, la incertidumbre y preocupación se activó en todo el país y Ambato no fue la excepción.

A decir de los ciudadanos es responsabilidad de los propietarios de los locales comerciales el brindar las condiciones de seguridad para los usuarios.

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) industrial es el que deben usar los restaurantes, hosterías, hoteles, entre otras actividades que tengan fines de lucro, sin embargo, aún existen locales que no lo hacen.

Realidad

Ángel Peñafiel, tiene un local de venta de comidas en la ciudad. Él asegura que realiza un control adecuado de las mangueras, el cilindro de gas y todos los insumos que utiliza en la cocina de su local a fin de que no exista ningún accidente, pero reconoce que no utiliza el gas industrial, ya que este tiene un costo bastante superior al doméstico, lo cual encarece los costos.

En igual circunstancias se encuentran los locales de los diferentes mercados de la ciudad, donde se utiliza las bombonas de gas doméstico.

Cecilia Taboada, del patio de comidas del mercado Modelo, manifestó que en este centro de comercio no se utilizan los cilindros de gas industrial sino el de gas doméstico, esto por varios factores entre los que detalló la falta de espacio en los cubículos donde elaboran los alimentos.

DATO
​Según la normativa a quienes no cumplen con la ley que regula el uso del GPL, podrán ir a la cárcel y el decomiso del gas, según lo establece el Código Penal de la reformatoria de la Ley de Hidrocarburos.
“No existe la comodidad para poner porque los tanques industriales son grandes y con los pequeños nos acomodamos”, aseguró.
A decir de la ciudadana si bien ellos utilizan los cilindros de gas doméstico aseguran estar muy bien capacitadas, puesto que periódicamente reciben la capacitación del personal del Cuerpo de Bomberos, así como también controles permanentes de las autoridades del mercado.

“Nosotros cambiamos por lo menos cada tres meses las mangueras, verificamos que las válvulas estén en buen estado y acudimos a la capacitación a fin de prevenir cualquier desgracia”, comentó.
Situación similar se vive en el mercado Central, donde incluso se habla de una multa cuando el personal administrativo encuentra alguna manguera, válvula o cilindro en mal estado.
Luis Hidalgo, ciudadano, manifestó que sí le preocupa que en los restaurante ocupen el gas doméstico, pues en cualquier momento puede ocurrir una desgracia, como la que ocurrió en Quito.

 

Controles

Mario Carrillo, jefe del Cuerpo de Bomberos de Ambato, manifestó que la normativa es muy clara y estipula que el cilindro de gas de 15 kilos es para uso doméstico en los hogares, “pero cuando se tiene un negocio ya sea restaurantes o locales comerciales, no se puede utilizar este tipo de cilindros debiendo utilizar el gas industrial”.

Según Carrillo los controles e inspecciones a los restaurantes y locales de ese tipo son permanentes a través de un departamento de prevención, por lo que considera que lo sucedido en Quito es un incumplimiento de la norma. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí