Compartir

Varios fueron los trabajos cumplidos por el personal de la Intendencia de Policía de Tungurahua a través de diferentes operativos, así lo dio a conocer ayer Alex Valladares, intendente.

Según Valladares el trabajo más fuerte se realizó en Píllaro donde se hicieron operativos a fin de controlar la venta de licor artesanal, con resultados positivos.

Alrededor de 32 litros de licor fueron decomisados en este cantón.

“Lastimosamente existe personas que por costumbre viven las fiestas con un exceso de consumo de bebidas alcohólicas”, comentó.

El Intendente aseguró que el licor se expendía entre la venta informal de agua de coco y jugo de caña.

Además, se clausuró un local por funcionar fuera del horario establecido, mientras que cerca de ocho establecimientos fueron citados por no cumplir con todos los requisitos para su funcionamiento. (Diario La Hora)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí